9 asesinatos en Haití. ¿Dónde está la Comunidad Internacional?

Sí lector, Haití existe, es un país latinoamericano y se está matando a gente por manifestarse contra el gobierno.

En Haití ya son 9 los días de protestas contra un gobierno corrupto, con un discurso populista e incapaz de solventar la crisis económica en la que lleva sumida el país desde hace años. Por esta razón, miles de haitianos han marchado en grandes manifestaciones exigiendo la dimisión de Jovenel Moise, el presidente del país.

El presidente se dirigió a la nación en el día 8 de protestas para expresar su solidaridad con las víctimas y sus familiares y lanzar de nuevo una propuesta de diálogo con la oposición. Al mismo tiempo ha decidido mandar a las calles a los cuerpos y fuerzas de seguridad para ‘controlar’ las protestas, unas protestas que se han intentado disolver a base de golpes, palizas y disparos y con un resultado preliminar de al menos 9 asesinados.

Esta situación ha obligado a países como Estados Unidos o Canadá a retirar parte de su equipo diplomático, debido al alto nivel violencia que está registrando estas últimas semanas el país.

Petrocaribe, la zona cero de de las protestas.

Venezuela promulgó un proyecto conocido como «Petrocaribe», esta iniciativa se basaba en desarrollar diferentes facilidades en la venta de petróleo a países caribeños, donde uno de los principales beneficiados era Haití, que recibía grandes cantidades del crudo.Dos investigaciones del Senado haitiano llevadas a cabo en 2016 y 2017 concluyeron que podría haberse cometido un supuesto mal uso de 2.000 millones de dólares de ese fondo. La investigación acabó con la acusación de una docena de ex ministros pertenecientes al partido actualmente en el poder, pero ninguno de ellos fue objeto de procesos judiciales.

La situación comenzó a tensarse a finales de noviembre de 2018, cuando miles de manifestantes salieron a las calles para pedir la renuncia de Moise que se limitó a pedir calma a la ciudadanía y aunque logró calmar la situación mínimamente, el caso volvió a estallar a principios de febrero tras conocerse más datos.El informe de una auditoría del Senado remitido el jueves al Parlamento, detalla diversas ilegalidades en la gestión de los contratos firmados por los seis gobiernos que han dirigido el país entre 2008 y 2018.

Moise, en el punto de mira

Al conocerse el vínculo del presidente con el escándalo de Petrocaribe, los ciudadanos haitianos volvieron a invadir las calles, hace ya 9 días, en Puerto Príncipe y las principales localidades de Haití. Estas protestas han dejado decenas de imágenes de coches quemados y diversos disturbios.

Moise, llegó al poder prometiendo políticas populistas como la renta básica o la garantía de 0% hambre “habrá comida en cada plato y dinero en cada bolsillo”. Sin embargo, el 82% de la población vive con menos de 2$ al día.

Hasta el séptimo día de protestas Moise había guardado silencio entorno a sus vínculos con el caso Petrocaribe. La noche del jueves fue la elegida por el presidente para dar la cara en una declaración televisada. “No dejaré el país en manos de pandillas armadas y traficantes de drogas”, señaló en un breve discurso y sin explicar su relación con el caso de corrupción, por lo que estima que las manifestaciones continuarán en este país del Caribe.

Mientras… la Comunidad Internacional potencia el conflicto en Venezuela.

Haití. Un gobierno corrupto. Un gobierno responsable de la muerte de a al menos 9 personas. ¿Y dónde está la Comunidad Internacional? Parece que en «MUTE», Los países no se postulan, miran para otro lado, miran más concretamente hacia Venezuela, sobre todo EEUU que plantea una invasión militar.

¿Interesa más el crudo de Maduro que la vida de la población de Haití? ¿Sólo se considera tirano a un gobierno, si el gobierno en cuestión es de izquierdas? ¿EEUU plantea también una invasión en Haití?

Muchas pregunta, algunas de ellas su respuesta es un secreto a voces.

Un periodista deja de serlo cuando ofrece como información lo puramente subjetivo.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Historia Anterior

Negar el cambio

Siguiente Historia

Todo lo que no sabías sobre Chainsmokers

Lo último de Política