Cristina Fallarás: «Me gustaría no ser valiente pero no tengo opción. Tengo miedo»

Periodista, novelista, columnista y activista de los derechos de las mujeres. Cristina Fallarás la artífice del movimiento ‘Cuéntalo’ responde sobre la situación actual del feminismo días antes del 8M, el día internacional de la mujer.

– ¿Quién es Cristina Fallarás?

Yo. Cristina Fallarás es una mujer de 50 años que nació en Zaragoza y con 18 años se fue a Barcelona a estudiar periodismo. Pasé 30 años en Barcelona y allí fui periodista de calle, jefa de redacción, jefa de cultura, reportera, guionista, subdirectora y directora.

– ¿Cómo te definirías?

Me definiría como inteligente y caradura.

– Periodista, columnista, activista, escritora…¿qué le queda por hacer?

Retirarme y darme a las drogas. (risas)

– ¿Cómo nace la etiqueta #Cuéntalo?

#Cuéntalo nace con la sentencia de ‘La Manada’. Cuando vi la primera sentencia de ‘La Manada’ me dije: “el gran problema que tenemos es que a esta chica no le creen y deberían creerla”. Si una chica dicen que la han violado deben creerla y entonces pensé: “¿Por qué no lo contamos todas?”. A todas nos han pasado cosas muy parecidas.

– ¿Crees que la sentencia de ‘La Manada’ contribuyó al 100% en el lanzamiento de #cuéntalo?

No, no ha contribuido el 100%. De hecho ya había sacado cuéntalos con menor éxito sin duda. Ha contribuido todo. También ha contribuido que de repente han aparecido las redes sociales. Las redes sociales funcionan como lo que son, medios de comunicación de masas sin necesidad de invertir capital y eso también ha contribuido.

– En algunas ocasiones has dicho que te consideras valiente, pero no quieres serlo.

Si, efectivamente. Me considero valiente porque tengo miedo. Sólo puede ser valiente quién tiene miedo y yo lo tengo. Me gustaría no ser valiente pero no tengo opción.

-Fuiste directora de ‘Diario 16’, ¿rompiste entonces techos de cristal?

Sí, pero me duró muy poco. Por culpa de los salarios que tenían los trabajadores me tuve que ir, mejor dicho, decidí irme. Hay muy pocas directoras en España, casi ninguna, pero realmente es importante tomar como referencia las condiciones laborales. Esas condiciones laborales tienen que ser óptimas, es decir, si tiene que marcar diferencia el feminismo es en que aquellas mujeres que trabajan deben tener en cuenta ciertos valores éticos.

– Como por ejemplo…

Tener conciencia de clase, saber que si cualquier mujer trabaja en el ámbito domestico, esa mujer debe tener una remuneración por su trabajo. Saber, también, que el consumo está destinado a sentirte insatisfecha

¿Qué techos le faltan por romper?

A mis todos. Poder ser editora, poder vivir sin ser insultada…

– Hace unas semanas entrevistamos a la líder de Hogar Social Madrid, Melisa Domínguez, esa entrevista la titulamos con esta cita: “Lo de ‘El techo de cristal’ es una patochada”.

No opinaré sobre una fascista.

-Con el movimiento #Cuéntalo ha quedado claro que las mujeres han callado y en muchos casos siguen callando agresiones machistas, la pregunta entonces es: ¿Porqué ahora las mujeres os sentís ‘mas seguras’ para denunciar, no en la comisaría, que también, sino en Twitter?

Por las redes sociales. Lo que ocurre es que antes queríamos contarlo pero no había plataformas para ello. Para montar un medio de comunicación es necesaria la inversión de capital y las mujeres históricamente no hemos tenido capital y de repente nos hemos encontrado con este medio en el que no hace falta invertir capital y además no tenemos que pedir permiso a nadie para publicar nada.

– ¿Cómo reacciona a la movilización que hubo en Twitter con el hahstag que lanzó?

Me doy cuenta por la cantidad de ‘cuéntalos’ que hay. #Cuéntalo forma parte del activismo y yo quiero reivindicar el activismo, porque parece que las cosas ocurren porque sí en las redes y que los movimientos políticos suceden por casualidad y no, no suceden por casualidad. Suceden por años de estudio y por una acción política que se llama activismo.

– ¿Cree que uno de los factores que ha provocado esta situación es la educación sexual que reciben hombres y mujeres?

Creo que hasta hace muy muy poco no ha existido educación sexual. Ahora no sé si existe educación sexual. Mis hijos, yo tengo una de 10 y uno de 16, y su educación sexual ha sido en casa y yo imagino que la educación sexual en las casas de los españoles no será especialmente buena.

– Factores como la pornografía, la educación católica ¿también influyen?

Claro. ‘La Manada’ es pornografía. El uso de pornografía es algo que detesto con toda mi alma. Consiste en modificar conductas sexuales y popularizarlas. Todas estas prácticas se basan en ir en contra de la mujer. Absolutamente todas. La pornografía hace creer a los hombres que las mujeres no tenemos pelo en la vulva, que nos ponemos con el culo en pompa y que nos pueden penetrar vaginal y analmente.Creo que la iglesia católica es el demonio, es lo peor que existe. Creo que la iglesia católica está en la base de toda violencia machista. La idea de una virgen está en contra de lo que somos las mujeres, de nuestra menstruación y de nuestra capacidad de gozar y de mantener relaciones sexuales para parir. Creo además que la idea de Eva es la idea más brutal que existe como fuente de todo castigo.

– ¿Esta mala o falta de educación sexual se pone de manifiesto cuando las mujeres más jóvenes perciben con normalidad que su novio les mire el móvil, conozca su contraseña…?

No creo que sea educación sexual, es una educación capitalista. Gente como Inés Arrimadas dice que es “feminista liberal” es imposible. El feminismo está en contra de la propiedad tal y como ella la entiende.

– ¿Todos somos machistas?

Todos los hombres son machistas.

– ¿Y Las mujeres?

También hay mujeres que son machistas. Todas las mujeres tenemos tics machistas, yo tengo tics machistas. Mi hijo que tiene ahora 16 años me corrige y me dice de repente: “Mamá, que hay del “yo sí te creo” y me digo a mi misma “que suerte tengo”» porque yo también tengo tics machistas.

– Las estadísticas de #cuéntalo son escandalosas: 1 de cada 10 relataba un asesinato, 1 de cada 7 contaba una violación, 3 de cada 10 narraban agresiones sexuales, 1 de cada 6 maltrato, 1 de cada 3 acoso y miedo. Con estas cifras, ¿se puede decir que no vivimos en un país seguro para mujeres?

España es un país más seguro que otros como Argentina o la gran mayoría de los países africanos. #Cuéntalo pone de manifiesto que todas las mujeres, sin ninguna duda, absolutamente todas, sufrimos violencia machista casi a diario.

– Lo que llama la atención es que se llenen las calles de consignas por la igualdad y luego ganen las elecciones personajes como Bolsonaro, Trump o entren en las instituciones grupos como VOX.

Claro, VOX responde a dos bases: una es el machismo y otra el chovinismo. Y triunfa más con la primera, porque hay muchos más hombres machistas que nacionalistas. ¿Por qué? Porque los hombres tienen una serie de privilegios históricos y hay una inmensa mayoría de ellos que no están dispuestos a perder.

– Con estos datos, ¿ 8M de 2018 fue un espejismo?

Fue una fiesta.

– ¿Cómo viviste el 8M de 2018?

Lo viví con alegría, secundé la huelga y fui a la manifestación de Madrid. Pero quedó ahí.

– ¿Este 8M será aún más histórico que el del año pasado?

Creo que han colado un conflicto entre nosotras que no es nuestro. Creo que el lobbie proxeneta participará en esta manifestación de una forma que nos hará daño.

«No comento afirmaciones de fascistas»

– ¿Hará Huelga? ¿Irá a la manifestación?

Claro.

– Con la llegada del día Internacional de la mujer comienzan las campañas de las que no son ni machistas ni feministas, el 10M las mujeres de VOX se van a manifestar en contra del movimiento feminista bajo el discurso “Yo no soy ni machista ni feminista, yo creo en la igualdad” ¿Por qué crees que la sociedad confunde el feminismo con el antónimo al machismo?

De la misma manera que una parte de la sociedad se come los mocos. Quiero decir, hay gente ignorante y sucia. Me preocupa más la ignorancia porque al ser tan ignorantes son violentos. Es paletismo. Ese paletismo es el mismo que cree que subirse en un caballo les da virilidad. En realidad, el gran problema de VOX es que mezclan el machismo y una idea de virilidad cateta. Son una panda de catetos, a mi me preocupan poco la verdad. El problema es que a los catetos en cuanto les das un bastón te pegan en la cabeza porque creen que eres una cabra.

– ¿Es compatible ser feminista y votar a VOX, a Ciudadanos o al PP?

No, por supuesto que no, solo puedes ser feminista si eres anticapitalista.

– Santiago Abascal: “Las mujeres que han sido asesinadas, han sido mayoritariamente por extranjeros” No comento afirmaciones de fascistas.

– ¿Cómo reacciona cuando ve el autobús de ‘Hazte Oir’? ¿Eso es libertad de expresión?

Con mucha preocupación por mi hija pequeña. Sabe quién es Hitler, sabe que a su madre la llaman ‘feminazi’ pero no consigue relacionar a un asesino industrial con la idea de ‘feminazi’ que es lo que le llaman siempre a su madre. Creo que no se debería permitir la circulación de ese tipo de mensajes. Y No, no es libertad de expresión, es incitación al odio. Sería libertad de expresión si quitas la figura de Hitler.

– #StopFeminazis ¿existe el feminazismo?

Si, a base de llamarme feminazi pues si, soy feminazi. Hablando en serio no, no creo que exista. Pero insisto, tiene que ver con que son cortos.

– Pablo Casado propone volver a la ley del aborto del 85.

Pablo Casado tampoco es muy inteligente.

– En muchas ocasiones te han amenazado de muerte ¿Cómo relaciona la primera vez? ¿Ha tomado medidas?

Me asustó el origen de esa amenaza, venía del sindicato unificado de policías y eso fue lo que más me asustó. Me han agredido en multitud de ocasiones y hay por lugares por los que evito pasar, sobre todo cuando voy con mis hijos.

– ¿Quién cree usted que se levantará más escocido el Lunes 29?

El PP porque va a caer mucho.

Un periodista deja de serlo cuando ofrece como información lo puramente subjetivo.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Historia Anterior

Mucho que avanzar y poca voluntad

Siguiente Historia

Editorial: Carta a Clara Campoamor

Lo último de 8M