Sol Sánchez (IU): «La gente saldrá a votar por el momento político que vivimos»

12h de la mañana. Congreso de los diputados. Sol Sánchez nos atiende en su despacho, en el edificio de la soberanía nacional. Es coportavoz de IU Madrid y candidata a la presidencia de la Comunidad de Madrid por IU. Se define como «una activista de toda la vida». Aunque le resulta curioso que, cuando la entrevistan, la tachen de «nueva», ella lo achaca a que en la «política electoral no llevo toda la vida».

Quedan poco más de 2 meses para una fecha clave para España, por el momento la primera marcada en rojo en el calendario: el 28-A ¿Cómo afrontan la primera llamada a las urnas?

Se han terminado de hacer los referendum de cada una de las formaciones políticas para conocer si la militancia respaldaba la confluencia de cara al 28-A. El adelanto electoral de Pedro Sánchez a mí me parece muy preocupante porque se podrían haber aprobado muchas más cosas, como, por ejemplo, la derogación de la ley mordaza que, como no depende de los presupuestos, no se podría haber echado para atrás. Por lo tanto, creo que se podrían haber esperado hasta después de las (elecciones) autonómicas. Creo que este adelanto electoral no va a favorecer a la izquierda en su conjunto, pero sí que va a favorecer a los intereses de Pedro Sánchez. Respondiendo a tu pregunta, lo afrontamos reeditando lo que sea más funcional para la izquierda, en este caso con las confluencias. En cuanto a mi visión personal, creo que lo afrontamos en un momento de ‘contrataque’ de la derecha más rancia y no en una situación demasiado buena para la izquierda; por lo que tendremos que hacer un sobresfuerzo.

¿Cree usted que los independentistas no aprobaron los presupuestos de Sánchez porque su discurso en Cataluña funciona mejor cuando gobierna la derecha?

Es curioso y, a la vez, completamente contradictorio. Históricamente quien han utilizado los votos de los independentistas para aprobar sus medidas económicas, sociales… ha sido mayoritariamente la derecha; quien ha apostado finalmente por la confrontación. Hay quien piensa que habrá mayor confrontación con un gobierno de derechas nacionalista español contra el nacionalista periférico. A mí me preocupa en qué situación deja eso a la clase trabajadora, tanto española como catalana. Creo que la clase trabajadora pierde por partida doble.

– Algunas encuestas sitúan al partido VOX por encima de Unidos Podemos. Sin embargo la experiencia dice que ustedes suelen crecerse en campaña. ¿Cómo afrontarían este hipotético resultado?

No me quiero poner ni en ese escenario. Espero que la izquierda reaccione. Además, estamos viendo como el discurso y el programa de VOX está incidiendo en el discurso de las demás fuerzas de derechas, lo que es tremendamente preocupante. En cuanto han llegado a la Junta de Andalucía han puesto al frente de la sanidad pública a una persona que sabemos que se va a dedicar a dinamitarla y no solo eso, es que ya están poniendo en cuestión las libertades civiles y políticas. Han pedido la afiliación ideológica de gente que se está ocupando cargos públicos y yo creo que no deberíamos vernos en esa situación. Este discurso no lo hemos visto en toda la historia de nuestra democracia, no hemos visto a nadie que vaya con un discurso tan liberticida.

– El votante de derechas, es un votante más conformista, es decir, aunque no esté cómodo con lo que está votando, sí vota. Sin embargo, el votante de izquierdas castiga y se queda en casa. ¿Cree que, ante la situación política y el momento político en el que vivimos, la izquierda se va a movilizar, en principio, en las generales?

Sí. Habrá gente que se pensará a quién votar, habrá gente que no se vea representado por ninguna opción, pero seguramente salga a votar por el momento político en el que vivimos. Aunque también espero que no sea solo eso lo que saque a gente de la abstención, sino que haya candidaturas y programas -que en Izquierda Unida (IU) los tenemos- que puedan sintonizar y movilizar a la gente de izquierdas de este país.

– ¿Cree que el movimiento progresista, joven y regenerador abanderado por Podemos y las confluencias se estádeshinchando?

(Silencio) Bueno, evidentemente hay una tendencia. Creo que lo que se debería hacer es parar, pensar y ver donde están las causas de esas tendencias estadísticas.

– ¿Son ustedes iguales que PSOE, pero más jóvenes?

Nosotros no somos socialdemócratas, nosotros somos los que siempre intentamos llegar más lejos. Hace unos días en un programa de radio se referían a nosotros como ‘izquierda radical’, claro que sí. Es que la izquierda radical no es llevar un pasamontañas y romper escaparates, que es como quiere ridiculizarlo la derecha rancia que, verdaderamente, sí es un peligro. La izquierda radical es la que va a la raíz de los problemas sociales y el problema que tienen los socialdemócratas es que viven en un mundo que ya no existe. Esta ideología se basaba en la repartición más igualitaria de los beneficios del capitalismo y vivimos en un momento en el que el capitalismo está gripado. Desde luego no somos lo mismo, ni tampoco proponemos las mismas cosas, aunque en un momento dado se puedan llegar a acuerdos en los que les podamos apoyar puntualmente -y siempre puntualmente- y vigilandoles, porque ahora el PSOE no está cumpliendo lo pactado.

– Por tanto no se ven en un gobierno de coalición con Sánchez.

Ni me veo ni me dejo de ver. Yo en lo que me veo es defendiendo un programa político que desde luego no va a ser el de la bajada de impuestos a los ricos. Me veo defendiendo las pensiones públicas constitucionalmente y, en ese momento, quién las esté defendiendo tendrá mi apoyo.

– ¿Es VOX extrema derecha?

Por supuesto que sí. Luego hay esa discusión de si son fascistas o no. La extrema derecha en cada lugar se manifiesta de acuerdo a la realidad de ese lugar concreto, en este caso, en España; país que tiene una historia muy particular y una cultura especifica. Están demostrando ser los herederos del nacionalcatolicismo que fue la forma de fascismo franquista que hubo en este país durante, desafortunadamente, unas cuantas décadas.

– Entonces, ¿se les podría calificar a ustedes de extrema izquierda?

A mí no me molesta que me lo llamen.

– A los de VOX tampoco.

Bueno, la verdad es que creo que la extrema izquierda en este momento llevaun programa de defensa de los derechos y los servicios públicos, y que por eso te llamen de ‘extrema izquierda’ me gusta. Pero realmente las cosas que defendemos son un poco más de lo que defendía la socialdemocracia hace 30 años. Ahora lo que ocurre es que todo el escenario político se ha desplazado hacia la derecha y el neoliberalismo se ha impregnado en la mayor parte de los partidos de izquierdas de Europa, de tal manera que nadie está defendiendo lo más básico. Parece que el mercado debe primar sobre la democracia y esto nos puede llevar a un escenario muy de los años 30.

– ¿Usted entonces piensa que la ley está por encima de la democracia o es al revés?

La democracia y los principios democráticos son los que tienen que alumbrar cualquier ley aceptable en un país democrático.

– Entonces, ¿está usted de acuerdo con el president de la Generalitat? Torra dice que lademocracia está siempre por encima de la ley.

No diré que es desacertado, pero se puede convertir en un trabalenguas. En Arabia Saudí también hay leyes, pero no creo que deban ser leyes que debamos aplicar.

– ¿A Unidos Podemos se le puede considerar ya un actor político maduro y preparado para entrar en un posible gobierno con Pedro Sánchez?

Yo pertenezco a un partido político que en sí mismo está compuesto por movimientos sociales, gente independiente y también por diferentes partidos. Tenemos más de treinta años, por tanto, creo que somos ya maduros. Ahora bien, las diferentes confluencias que se están dando ahora no están lo suficientemente consolidadas, pero eso no las invalida para ser socios de un gobierno

– ¿Cree que van a afectar las divisiones en Podemos en las urnas? ¿Cree que habrá gente que se quede en casa o vote al PSOE por este motivo?

Me preguntas por un partido que no es el mío.

– Le pregunto por un partido con el que se va a presentar a las elecciones.

Evidentemente cualquier problema interno no favorece absolutamente nada. Nuestro deseo es que se arregle cuanto antes. Decirte que no afecta sería una estupidez.

– IU también ha sufrido una baja con polémica, la de Gaspar Llamazares. ¿Cómo se ha gestionado? ¿Hacen algún tipo de autocritica?

No creo que se haya hecho nada mal. Si alguien monta algún partido en paralelo y decide presentarse contra el partido al que aún pertenece pues no creo que se pueda hacer otra cosa. Creo que cuando alguien hace algo así es porque tiene la clara intención de confrontar desde fuera.

¿IU y Podemos cree usted que estarían dispuestos a pactar una candidatura común en el futuro con ‘Actúa’?

En este momento no se plantea ni lo veo viable, pero vete tú a saber.

– ¿Qué opinión le merece el cartel que lanzó el equipo de Pablo Iglesias en la semana del 8M para anunciar su regreso? ¿Fue desafortunado o machista?

Lo veo carne de meme.

– El movimiento feminista, ¿es excluyente?

No lo es.

– Durante esa semana se lanzaron tweets como este: “Algún día estaría bien que los hombressupieran que en nuestra lucha son aliados, no feministas”. ¿Un hombre puede ser feminista?

Lo primero que hay que dejar claro es que el movimiento feminista es un movimiento plural, no es una doctrina. La mayor parte del feminismo es inclusivo y claro que un hombre puede ser feminista; es más, deben ser feministas. Espero que la mayor parte lo sean.

– Desde la derecha se ha pronunciado un discurso antifeminista. ¿Cree usted que ha calado en lasociedad el pensamiento de que el feminismo es el antónimo de machismo?

Es una estupidez. Pero una estupidez repetida muchas veces pues ya sabemos lo que pasa. La cura está en mirar algo tan poco sospechoso de ser feminista como la RAE. Lo que está ocurriendo es que se están subiendo al carro del rencor y eso es peligroso para todos y todas.

– En la manifestación del 8M se reunieron solo en Madrid 375.000 personas, ¿qué lectura hace de esta macromanifestación? Porque según las cifras que daban los populares, el año pasado había menos gente que en la manifestación de Colón.8M (2018): 150.000;10F: 200.000(

Risas) El 8M les cantamos que en Colón que no cabíamos.

– En Madrid, territorio en guerra, ¿con quién se presentarán: con Más Madrid o con Podemos? ¿Cree que es una buena estrategia no pactar con Más Madrid?

Nosotros (IU) hemos intentado siempre ir a las urnas lo más fuertes posibles. Por causas ajenas a nuestra voluntad el que era candidato de Podemos a la Comunidad de Madrid se montó algo aparte y aún así nos sentamos y llamamos a todas las partes para construir una candidatura conjunta. Eso sí, la unidad es para defender un programa de izquierdas y un programa de izquierdas no puede defender un urbanismo especulativo como quien defiende la ‘Operación Chamartín’. Nosotros de momento no hemos cerrado cuál será la candidatura. El tiempo se nos echa encima, pero seguimos teniendo un proceso abierto con el resto de fuerzas para ver si llegamos a un compromiso programático común y una confluencia en la que podamos estar todas las fuerzas cómodas.

– Durante esta legislatura, Madrid se ha enfrentado a un máster fraudulento y a una presidenta que se fue por robar cremas y no por, supuestamente, falsificar un acta de una universidad pública. ¿Esto degenera la vida política?

Creo que es bastante patético y penoso. Creo que tenemos el orden de prioridades bastante trastocado.

– También se ha criticado la retirada de Metros durante los días de comienzo de Madrid Central. ¿Con que objetivo cree usted que la Comunidad ha hecho esto?

Lo hace con una intención clara. Reventar cualquier política que pueda ser exitosa pero que ellos no han puesto en marcha.

Un periodista deja de serlo cuando ofrece como información lo puramente subjetivo.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Historia Anterior

Pamela Palenciano: "mi historia es la historia de todas"

Siguiente Historia

Opinión: La urgente necesidad de educación financiera en España

Lo último de Política