La inmigración ilegal, ¿Un problema real?

Gemma Marrahí

Patera del Mediterráneo. Fuente: Europa Press

La inmigración es un tema de actualidad, presente en la campaña electoral y utilizado por los diferentes partidos para ganar votos, tanto en contra como a favor de ella.Pero hay muchas incógnitas sobre este tema, mucha información que no siempre es veraz. José Manuel Marcos Alises, fiscal delegado de Extranjería de la ciudad de Cartagena nos explica las claves de este asunto.

– ¿Cuál es la función de la fiscalía cuando llega una patera?

Aquí a Cartagena llegan bastantes pateras, es un punto muy caliente. Normalmente vienen de Argelia, puesto que es una distancia corta, apenas unos 200 kilómetros. Y cuando llegan, lo primero que se hace es la patrulla de salvamento marítimo, es decir, la guardia civil, tienen un aviso de que se ha producido, se les dan los primeros auxilios y los llevan a las dependencias de la Guardia Civil hasta que pasan a disposición judicial. Y ahí ya entra el juzgado y fiscalía. Normalmente cuando llega una patera, los inmigrantes son conducidos al CIE, que no es realmente un centro penitenciario, sino un centro donde esperan para ser expulsados. Como han entrado ilegalmente en el territorio español y han infringido la ley de extranjería se les interna en el CIE y luego tanto fiscalía como el juzgado tienen que pronunciarse sobre si el tratamiento es o no adecuado. Y eso es exclusivamente nuestra función, determinar si realmente el internamiento es o no adecuado para su expulsión. Normalmente suele ser así porque son gente que carece de arraigo en España, han entrado de forma irregular y se autoriza el internamiento en el CIE. Luego hay una segunda posibilidad, que es que algunos de los inmigrantes que van en esa patera identifique a quién es probablemente quién ha organizado, por así decirlo, la expedición y manifieste ante la guardia civil que ellos han pagado una cantidad de dinero a un individuo, ese individuo también va en la patera y una vez que le identifican ese individuo será acusado.

– ¿La mayoría de inmigrantes son repatriados a los pocos días?

Efectivamente, no puede ser de otra manera. Como han entrado de forma irregular en territorio nacional la ley de extranjería incoa un expediente para la inmediata expulsión, entonces mientras dura ese proceso, que está sujeto a recurso vía contencioso-administrativo, hasta que no se autoriza la expulsión puede pasar unos días. Para asegurar la expulsión es por lo que se interna a estas personas en los CIEs, para asegurar que finalmente cuando se dé la orden de expulsión se les pueda expulsar porque si no realmente se escaparían.

– ¿También hay casos de bastantes inmigrantes que se fugan o es solo lo que se cree la población?

No, normalmente cuando llegan las pateras los inmigrantes irregulares van todos al CIE y justamente el internamiento está para que puedan ser expulsados. De todas formas, muchas de las pateras no se consiguen coger, entonces muchos inmigrantes logran su propósito y consiguen entrar en territorio nacional y quedarse. Y luego ya es mucho más complicado la expulsión.

-En 2018 llegaron más de 100 pateras a la ciudad de Cartagena, ¿Es un grave problema para la ciudad?

No, no ocasiona ningún problema. Porque en el peor de los casos, aunque haya un tanto por ciento no muy grande que consiga el propósito de permanecer en España, realmente no se queda solo en Cartagena, muchos se van a Francia, date cuenta que muchos son argelinos y tienen familiares en Francia o en otras zonas de Europa y España, no es un problema solo localizado en Cartagena, si fuera un problema sería a nivel nacional no exclusivo de la ciudad. El problema es que muchas veces desborda al juzgado. Puesto que, por ejemplo, en un fin de semana llegan 10, 12 o 15 pateras con 300-400 inmigrantes, es una barrera de perjuicio porque tienes que movilizar a los agentes de policía, varios juzgados, no hay espacio para todos y hay que trasladarlos a otros centros de localidades próximas… entonces genera un problema.

– ¿Opina que es un problema real la inmigración o que simplemente lo han inventado algunos políticos para hacer campaña?

Yo creo que no es un problema, al menos no se ve como un problema. La inmigración ilegal puede ser un problema, pero en este momento tampoco lo está siendo.

-¿Cree que estas llegadas masivas cuando llegan a Cartagena hacen que aumente el miedo y el racismo entre la gente?

No, es algo que puede salir en los medios de comunicación, pero un poco en la distancia. No creo que sean conscientes de que llegan tantas. Hay alguna noticia de que ha llegado alguna patera pero no creo que eso genere un problema. Lo que si puede generar un problema es si hay un gran número de inmigrantes irregulares que puedan quedarse, y eso pueda generar conflictos. Pero lo que es la llegada no creo que la gente sea consciente.

– ¿Cree que los medios de comunicación informan de forma veraz sobre este asunto de las pateras?

Si, en general sí. Son los cuerpos de policía los que notifican esta llegada de pateras y la prensa se hace eco de ello. No lo veo yo una información errónea por su parte.

-Hay ONGs que recogen estas pateras, sobre todo las que vienen de más lejos, las recogen en el mediterráneo y las traen a España o a otros países. ¿Estas ONGs actúan dentro de la legalidad o se les puede juzgar como están haciendo en otros países?

Para mí es una aberración que se pueda juzgar a gente por ayudar. En nuestro caso de España no hemos tenido esa situación, pero evidentemente hay casos como el del bombero español que me parece una desgracia. No puede ser que él lo que pretende es ayudar a personas que pueden morir en su travesía y se le juzgue, es una aberración.

-El problema de estos inmigrantes no es solo un problema para España, también para Europa, ¿Cree que los países están actuando con una buena gestión para solucionarlo o dejan el problema a los países del sur y se lavan las manos?

Si, claro. Es un problema que debería ser de todos y sin embargo da lugar a que cada uno actúe de una manera. Italia actúa de una manera, con un gobierno bastante extremista; Grecia actúa de una manera, España de otra, cuando realmente el flujo migratorio aunque en el primer momento llegue a los países del sur acaban muchos en países como Francia, Bélgica o Alemania.

-Hablando de la política, en Italia con Salvini, en Francia con Le Pen y en España con Abascal está habiendo un auge importante de la extrema derecha, ¿puede ser uno de los motivos la creencia de la población de que existe un auge de la inmigración?

Sin duda, en un elevado tanto por ciento seguro. Porque no es tanto la entrada en sí misma, la gente no lo percibe si entran más o menos pero sí cuando hay un gran número de gente inmigrante en una localidad, eso puede generar oleadas de violencia porque muchas veces no tienen trabajo. Ofrece una visión de que esta gente delinque y en determinada ideología pues apuntan a ello.

– ¿Cree que si en España ganara la derecha abría un problema con las pateras, podría llegar a pasar como en Italia, que no las aceptáramos?

Yo creo que no, estoy convencido de que no va a ocurrir eso aquí, dudo mucho de que gobernara quién gobierne pasase. Lo de Italia es una cosa excepcional.

-Ha dicho que muchos de ellos delinquen y pueden llegar a ser conflictivos. ¿Es un problema real la conflictividad de estas personas o es simplemente una minoría que hace mucho ruido?

Es una minoría, pero evidentemente la reacción de la población no es la misma cuando roba o delinque un nacional que cuando lo hace un extranjero. Es normal que se tienda a pensar que siempre son los mismos, que siempre son ellos, aunque la realidad no sea esa. Genera una gran alerta en la población cuando hay un gran número de inmigración si hay una parte que delinque. Eso genera mucha inquietud, y es lo que utiliza la política para lanzar su mensaje. Y evidentemente hay poblaciones que si tienen problemas.

-Si delinquen y están en España de manera irregular, ¿podéis expulsarlos directamente o hay que seguir algún proceso?

Hay dos vías, cuando un inmigrante irregular delinque, normalmente se le abre un expediente para su expulsión. Una de las sanciones sería el quebranto de la ley de extranjería y se llegaría a la expulsión. Otra vía es que cuando hay un proceso judicial abierto se estudia si es un delito menor, como un hurto, donde es mejor que se expulse y ya está. Sin embargo, si es un delito de drogas o un delito más grave. Lo normal es que siga el proceso hacía adelante hasta que exista una sentencia condenatoria. Si la pena es superior a un año, esa pena se sustituye por la expulsión del territorio nacional

– ¿Hay muchos casos al año o son casos bastante aislados?

No no, se expulsa a bastantes inmigrantes irregulares que delinquen. Se producen a diario.

-Cuando llega un niño en una patera, ¿que procedimiento se sigue?

A los menores no se les puede expulsar. Si vienen con un adulto que se pueda acreditar que es hijo de quién viene, lo normal es que, si ese adulto es expulsado, el menor vaya con él. Pero si es un menor no acompañado, que no suelen ser niños sino adolescentes de 15, 16, 17 años y se acredita que son menores, no pueden ser expulsados. Se quedan en España.

– ¿Qué pasa con las mujeres embarazadas?

Se quedan en España, tampoco se les puede expulsar. Son casos muy aislados, yo en todos los años que llevo aquí en Cartagena, prácticamente podría decirte que han sido 4 o 5 los casos en los que ha venido una mujer embarazada. Son viajes muy arriesgados y no suele ocurrir.

– ¿Qué opina de lo que dice Pablo Casado? Cuando dice que una mujer si llega a España de manera ilegal, si nos da al niño se puede quedar.

Creo que desconoce totalmente la legislación, eso no lo tiene que decir porque ya está ocurriendo, no se puede expulsar a una mujer si está embarazada. Es ridículo que dijera lo que dijo. Creo que muchas veces desconocen la legislación y por eso cometen esos errores

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Historia Anterior

Eutanasia: la muerte que mereces

Siguiente Historia

B. Sánchez-Andrade: "Volt Europa sale como una respuesta proeuropea a los mercaderes del miedo"

Lo último de Incógnitas