B. Sánchez-Andrade: «Volt Europa sale como una respuesta proeuropea a los mercaderes del miedo»

Gemma Marrahí

Bruno Sánchez-Andrade es cabeza de lista en España de Volt Europa.

-¿Como surgió Volt Europa?

Volt Europa sale como una respuesta proeuropea a los mercaderes del miedo, a los nacionalismos o a los extremismos que representa Brexit o que representa Salvini o Orban o Vox aquí en España, como respuesta pro europea de ese sentimiento europeo, la forma en que se manifestó es en el primer partido político europeo. Estamos constituidos en 12 países europeos como partido político y de los 12 hemos conseguido presentarnos en 8 países con el mismo programa y en cada país nos presentamos con una lista de personas que no son solo de ese sitio, sino también de otros países. Por ejemplo, en España tenemos en nuestra lista italianos, franceses, polacos…

-¿Como se definirían como partido? ¿Cuál sería vuestra ideología?

Nuestra ideología es progresista, federalista en el sentido de ir hacía una Europa federal y luego tiene mucha parte social progresista y también de renacimiento económico, de inversiones y apoyo al sector privado para crear valor.

-Si es una Europa federal, ¿Gobernar desde Europa permitirá que conozcan realmente los gobernadores a los gobernados?

Como nosotros lo conjugamos no es que Europa nos gobierne, es que nosotros somos Europa, la idea precisamente de una Europa federal no es ceder el gobierno como a veces se puede criticar, si no crearlo. Que haya mucha más conexión entre los gobernantes o las personas que decidimos y que estamos en instituciones europeas y la población. Las cosas que tiene sentido hacerlas a nivel europeo, hacerlas a nivel europeo. Igual las cosas que tienen sentido hacerlas a nivel nacional, regional o local. No quiere decir que todo se haga a nivel europeo, quiere decir que para ciertos temas, como el cambio climático, como inversión económica, políticas migratorias, política exterior hace falta tener o es mejor tener una voz común o una sola voz para cuando hacemos esos tratados y en ese sentido ser más una Europa unida.

-¿Cuáles son los objetivos principales de su partido?

Los objetivos tenemos básicamente 5, queremos poder ciudadano. Como decía antes, más participación de los ciudadanos y que tengan más poder de crear iniciativas legislativas o de dar a conocer su opinión o su voz y tener más transparencia.Igualdad social, creemos mucho en los derechos humanos, de igualdad social, de no discriminación sobre todo a minorías.También en un renacimiento económico, creo que tenemos que afrontar problemas o desafíos muy grandes en cuanto al futuro del trabajo, la automatización o la globalización de los mercados y de los servicios. Entonces necesitamos invertir en el futuro y para eso necesitamos un sistema educativo y profesional que apueste en el futuro más que aferrarse al pasado.Y luego un equilibrio global y de responsabilidad social. Hablamos de temas como el cambio climático, el comercio justo, ayuda humanitaria, agricultura, inmigración. Tener una visión muy fuerte y apostar por ser líderes en esta responsabilidad global que conlleva ser la segunda potencia mundial.

-En el tema del cambio climático, ¿Cuáles serían los objetivos de Volt para paliarlo?

En el cambio climático hay dos cosas grandes que se pueden hacer, dos grandes pilares, unos es mitigación y el otro es adaptación. Mitigación es dejar de contaminar, En ese sentido tenemos medidas concretas como por ejemplo dejar de tener subsidios a los combustibles fósiles y tenemos que empezar a invertir en alternativas renovables. Que cueste contaminar, impuestos en el CO2 pero hacerlo de forma que no paguen solo aquellos que no tienen otra opción, que es un poco lo que pasó en Francia con los chalecos amarillos. El otro pilar sería la adaptación, pues una de las cosas que tenemos que hacer y que somos muy conscientes es que ya tenemos que adaptarnos a una agricultura, a un sistema social y un sistema de producción que tiene que adaptarse a unas condiciones que van a llegar.

-Otra de vuestras propuestas y de los objetivos principales de Europa es poner solución al problema de los refugiados. Desde Europa se propuso la repartición por países, pero eso no se ha cumplido. ¿Como harían ustedes para remediar este problema?

El tema de la inmigración obviamente es muy importante, pero también hay que decir que en términos de números no son tantos como los que tuvimos en 2015. En ese año, en un mes llegaba el doble de gente de la que llega hoy en día en un año. Lo que nosotros decimos es que Europa es suficientemente grande como para poder aceptar, o más que aceptar para poder dar espacio a que la gente que quiera venir y pueda ser miembro plenamente productivo. Obviamente esto se hace muchísimo mejor a nivel europeo que a nivel nacional o regional. Si vienen todos a las costas del sur de España o del sur de Italia, esas zonas van a sufrir. Lo que tenemos que hacer es quitar el acuerdo de Dublín, que dice que los refugiados tienen que quedarse en el país que llegan primero y tener un sistema de cuotas y de ayudarles a integrarse lo más rápido posible.Dicho sea esto, lo que no podemos hacer es cerrar los ojos a lo que está pasando en los que aquellos que cruzan el mar en cayucos, su mejor opción es hacer eso y con lo cual lo que también tenemos que hacer es ayudar a los países de origen, que su mejor opción no sea ese lanzarse a morirse básicamente. Trabajar mucho con los países de origen, no solo a nivel de ayuda humanitaria, también ayudar a los gobiernos de los países de origen para que la situación de esas personas no sea tan desesperada para que tengan que venir.

-Una de las propuestas del acuerdo de Ámsterdam es hacer un ejército europeo, ¿Realmente es necesario?

Hoy en día cada país tiene su ejército propio, entonces nosotros creemos que en una Unión de tipo federalista tiene mucho más sentido aunar esfuerzos y aunar todas las inversiones en una sola voz común. Hay que recordar que los ejércitos no actúan solamente en términos de guerra, sino también actúan en casos de emergencias. Entonces tener un sistema coordinado a nivel europeo creemos que tiene mucho sentido.

-Centrándonos en las elecciones del 26-M, en España las encuestas no os dan ningún escaño a Volt Europa.

Es cierto, pero yo creo que eso es porque el sistema electoral y también las encuestas y los medios de comunicación tienen muy difícil evaluar o incorporar todas las nuevas formaciones. Son 32, algunas tienen más posibilidades, otras tienen menos. Incluso la misma ley electoral previene a que se tengan en cuenta nuevas formaciones.Nosotros somos 30000 personas en este movimiento social y por mucho que intentemos hacerlo no tenemos ayudas públicas para salir en los medios públicos. Eso dificulta bastante nuestra visibilidad y dicho sea esto, con las estadísticas que tenemos de gente que no vota porqué esta cansada y tiene un hastío con las opciones políticas que hay, con las estadísticas que tenemos de como a las nuevas generaciones les pueden interesar lo que estamos diciendo, las formas como lo estamos diciendo. Nosotros somos más un movimiento social que un partido político. Uno empieza a juntar esas bolsas o esos grupos de gente con un porcentaje que nos pueda votar, podemos llegar a hablar que estamos llegando a un eurodiputado.

-¿Creen que van a poder formar un grupo propio en el Parlamento Europeo?

No lo sabemos, esa es nuestra idea. No sabemos si podremos hacerlo en esta legislatura o en la siguiente. Nos presentamos en 8 países, hacen falta 5 países con eurodiputado para formar grupo propio y 27 eurodiputados. Las encuestas, que antes hablábamos que en España no nos dan eurodiputados, en Alemania, en Bulgaria y en Holanda nos dan con bastante seguridad. Y luego nosotros creemos que en España podremos salir. Entonces ya estamos hablando de que empezamos a tener posibilidades de conseguirlo. Si no lo consiguiéramos, lo que tendríamos que ver es como hacemos para integrarnos en otra familia política hasta que consigamos tener esa familia paneuropea que es en el fondo lo más importante de este movimiento social.

-En las próximas elecciones van a concurrir muchos partidos antieuropeístas. ¿Cree que puede llegar un momento en que haya más países dispuestos a disolver la Unión Europea que países europeístas dentro del Parlamento?

Es una ironía bastante grande que los antieuropeístas europeos se unan. Lo que hay que reconocer es que es entendible que haya gente que considere esas opciones atractivas porque hay mucha incertidumbre en temas como migración, crisis sociales, cambio climático, el futuro del trabajo. Hay mucha gente con miedo hacia el futuro, con incertidumbre, y cuando hay alguien que te promete el pasado, te promete lo que tenías antes o que te dice lo que quieres escuchar pues es normal que resulte atractivo. Lo que también hay que tener en cuenta es que muchas veces esas políticas de promesas incompatibles entre si no llegan a ningún lado más que al caos cuando llegan al gobierno.

-¿Hasta qué nivel cree que los partidos de extrema derecha pueden ser un problema para Europa?

Puede ser un problema, pero en términos prácticos lo que está haciendo es animar a mucha gente a darse cuenta a que la democracia no es un derecho es un privilegio que hemos conseguido y que tenemos que practicar. Esto de yo paso de política hace que aquellos que tienen intereses más partidistas, intereses más extremistas si que participen. Lo que están haciendo estos antieuropeístas es despertar a toda esa gente en el medio y que no tiene opciones que les represente, entonces lo que hacen es buscar esas opciones que les represente o crearlas, que es justo lo que creó Volt.

-Este peligro que suponen estos partidos que están teniendo un importante auge en el mundo, ¿cree que se puede revertir o que han venido para quedarse?

El problema no es que haya gente que piense eso, es completamente legítimo, el problema no es tampoco que la gente vote a esas opciones, también es legítimo. Es bueno que tengamos diversidad, yo creo que es malo que tengamos pocas opciones para elegir. Es bueno tener opciones y que se vayan renovando pero lo que creo que se ha quedado o que espero que se quede es que la gente esté más activa en política,

independientemente de lo que uno piense de Podemos, es innegable que ellos rompieron la baraja del bipartidismo, ellos abrieron el camino a que otros grupos, a que otra gente dijera otra forma de hacer política y en ese sentido también lo mismo con Ciudadanos o con otros partidos.

-Hablando del Brexit, que es el motivo por el que se creó Volt Europa. Están habiendo bastantes problemas para llegar a un acuerdo. ¿Cree que se podrá solucionar, habrá un divorcio por las bravas o finalmente se quedarán en la Unión Europea?

Pues no lo sé, pero creo que lo que es importante destacar es que no fue un referéndum consecuente con las opciones que había. Si se hubiera hablado, mira si llegamos a este nivel vamos a hacerlo de esta forma, si llegamos a este nivel de votos vamos a ver como lo hacemos con acuerdo o sin acuerdo y si nos quedamos vamos a ver la forma. No hubo esa narrativa consecuente, era como dar un portazo e irse de casa sin saber donde vas. Es un divorcio y hay que hacerlo de forma pensada sabiendo las consecuencias. Obviamente lo que queremos en Volt Europa es que esto no ocurra, creemos que hay mucha gente en el Reino Unido que quiere quedarse o que quizá voto como votar cambio no precisamente votar que se saliera de la Unión. Lo que está claro es que ya ha costado muchísimo dinero al Reino Unido salirse, lo que está claro es que cuando tu mayor socio importador y exportador es Europa vas a estar supeditado a las normas europeas, con lo cual mejor tener una voz y un voto que simplemente ser víctima y tener que cumplir aquello que mande la Unión Europea, no sé qué va a pasar con el Brexit, esperamos que no ocurra, esperamos que se haga un segundo referéndum con todas las normas y con toda la información veraz sin influencias externas y a ver qué pasa con eso.

-¿Cree que el caso de Inglaterra se puede repetir en otros países?

Espero que no, si que es cierto que hay movimientos antieuropeos en muchos países pero yo quiero pensar que son más perros labradores que hacen más ruido.Aunque exista gente que hace mucho ruido que quiera ser antieuropea, es patente y en las encuestas si lo pone que hay mucho más europeísmo. De hecho, España somos el país más europeísta de la Unión y el que menos cree que la Unión está en peligro.Existirán esas opciones siempre, insisto todas las opciones tienen cabida. Que vayan a ganar suficiente apoyo como para destruir Europa, yo espero, deseo y creo que no.

-¿El caso del Brexit cree que afectará a las elecciones del domingo?

Si, yo creo que van a afectar además que coincide con las elecciones autonómicas y locales en algunas provincias con lo cual la participación va a ser mayor. Yo creo que las conversaciones de que es Europa y que ha significado el Brexit va a suponer una mayor participación.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Patera del Mediterráneo. Fuente: Europa Press
Historia Anterior

La inmigración ilegal, ¿Un problema real?

Siguiente Historia

Opinión: Salvando las distancias

Lo último de Política