Historia y vida. El arte que apasionaba a los dictadores

Ana Irigoyen Pardillos

El 24 de octubre de 2019 se escribe una nueva página en la historia de España. El dictador Francisco Franco ha sido exhumado de El Valle de los Caídos, una obra de ingeniería arquitectónica construida durante la dictadura por obra esclava, hoy, el Valle de los Caídos es un lugar más blanco, más neutral. Con la exhumación del generalísimo repasamos el arte que apasionaba a los dictadores europeos: Franco, Hitler, Mussolini y Stalin.

FRANQUISMO: Francisco Franco

TEATRO

Durante las cuatro décadas que van desde el inicio de la dictadura franquista hasta los primeros meses de 1978, las compañías teatrales se vieron en la obligación de someter los textos que intentaban representar al juicio de los miembros de la Junta de Censura de Obras Teatrales. Tras la Guerra Civil que sufrió España la gente solo quería distraerse y evadirse de cualquier tema que le fuera a recordar a aquellos años de guerra, por eso elude los temas de implicación política y social para centrarse en enredos intrascendentes (revistas, juguetes cómicos, melodramas, comedias de evasión, etc.). Toda la experiencia vanguardista de los años veinte y treinta, únicamente continúan estrenando aquellos autores que habían mostrado afinidad con los vencedores, como sucede con el teatro de influencia futurista de Jardiel Poncela.

PINTURA

Desde sus comienzos el régimen dio mucha importancia al arte religioso, siendo una de sus principales manifestaciones la Exposición de Arte Sacro de Vitoria. La importancia del tema en las obras de arte fue defendida por muchos críticos y ensayistas de la época, además de políticos del momento como Sánchez Mazas.

Las principales representaciones artísticas que se hicieron de franco fueron la militar, a pie y a caballo. Normalmente se le representaba con un rostro severo y serio como correspondía a la ideología triunfante. Nada más distante a las representaciones de otros dictadores fascistas, Hitler, y especialmente Mussolini. Representación de la obra de teatro Historia de una escalera de Antonio Buero Vallejo, la cual empezó a romper con la censura.

Aquí abajo os muestro la portada de La Vanguardia Española de 1944. Aunque los retratistas de Franco fueron numerosísimos, abundó la mediocridad y trabajaron sin modelo vivo. Normalmente se le idealizaba rejuveneciendo su rostro y estilizando su figura. en tercer lugar una estatua ecuestre esculpida por José Capuz. El estilo artístico durante el franquismo se presentó como una entrega, un servicio falangista España. Además de hacerse extensivo a los buenos y auténticos españoles. También como la observancia de una austeridad y el sometimiento a una disciplina en todos los órdenes de la vida privada y pública.

NAZISMO. ADOLF HITLER.

PINTURA

Este dictador nos viene como anillo al dedo a la hora de tratar de arte y sobre todo de pintura, ya que uno de los dictadores más sanguinarios y conocidos de todas las épocas soñaba con ser pintor. Adolf Hitler intento ingresar en la Academia de Bellas Artes de Viena, pero fue rechazado en dos ocasiones hasta que desistió. Es entonces cuando a muchos nos surge la gran pregunta: ¿Qué pasaría si hubiera conseguido acceder a esta institución?

En 1937 tras la llegada al poder del partido nazi organizó dos exposiciones de arte en Munich. La Gran Exposición de Arte Alemán fue diseñada para mostrar obras que contaban con la aprobación de Hitler: desnudos de rubias esculturales junto con soldados y paisajes idealizados
A la vez la segunda exposición mostraba el arte que ellos llamaban “degenerado” era un arte abstracto y colgaron los cuadros torcidos, había grafiti en las paredes que insultaba a las obras y a los artistas e hicieron que este arte pareciera extraño y ridículo.

CINE

Hitler fue un auténtico apasionado del cine estadounidense. Este cine coincidió con el auge de las películas de Charles Chaplin y con el estreno de “El Gran Dictador” la cual satirizaba todo el sistema fascista que se estaba dando en Europa.Por supuesto fue censurada por Hitler, pero muchos soldados nazis la vieron. A diferencia del norte americano, el cine nazi apenas tuvo éxito hasta que no se incorporó el sonido.Por mencionar alguna película propagandística de éxito “El triunfo de la voluntad” dirigida por Leni Riefenstahl.Mostraba imagenes de soldados nazis desfilando.

ARQUITECTURA

La arquitectura nazi destacar a Albert Speer, quien además de ser el arquitecto de Hitler durante todo el régimen, fue el dictador económico de europa. Al propio Hitler le hubiera gustado ser arquitecto por lo que insistió mucho sus faraónicos proyectos. Hitler y Speer se pasaba horas estudiando bocetos y planos a escala a veces incluso noches, Hitler admiraba a este joven arquitecto. Dicen que su relación tenia un toque de erotísmo masculino. Juntos planearon la remodelación de ciudades y regiones completas. En 1937 Speer obtuvo una distinción internacional diseñó el Pabellón Nacional de la Feria Internacional de París como antítesis a la soviética fue galardonado con la medalla de oro. Sin embargo, este arquitecto tuvo que subordinar su creatividad a la cruel ideología de Hitler.

A principios de 1938 Hitler puso a prueba la ambición de Speer con otro proyecto a gran escala, le ordenó construir otra nueva cancillería para su Führer en el margen de un año. Finalizó la construcción dos días antes de plazo. La obra de Speer estaba concebida para el efectismo especialmente en lo relativo al diseño de interior, el pasillo de mármol de 150 metros de longitud era una de las características pensadas para intimidar a los visitantes. Cuando hitler inspeccionó este estudio de 400 metros cuadrados dijo cuando los diplomáticos vean esto van a sentir temor de dios.

FASCISMO. BENITO MUSSOLINI

CINE

De Benito Mussolini sabíamos que fue periodista, político, gobernante, dictador y, por su puesto, padre del fascismo, una de las ideologías que más muertos le han costado a la humanidad en el siglo XX. De lo que nadie tenía ni idea hasta ahora es de que el Duce también fue actor. Se interpretó a sí mismo en “The Eternal City” (La ciudad eterna), una película de 1923 producida por Samuel Goldwyn, uno de los padres de los famosos estudios de Hollywood Metro Goldwyn Mayer.

A partir de los años treinta en Italia, y coincidiendo con la difusión del sonoro, se levantó un marco legal que sin duda favoreció a la industria del cine de aquel país pues, por un lado incitaba el crecimiento de la producción nacional, mientras que por otro hacia mas dificil la penetracion de productos provenientes del extranjero. En palabras de Manetti, se estaba llevando a cabo “una verdadera política cinematográfica”. El cine formaba parte de las preocupaciones de un régimen que en su totalidad pretendía infiltrarse en cada una de las esferas de la vida pública y privada de los italianos.

Para Mussolini era tan importante el cine que llegó a calificarlo como el arma más fuerte que una nación podía tener, basándose en una máxima curiosamente acuñada en precedencia por Lenin.

ARQUITECTURA

En 1926, un grupo de arquitectos del Politecnico di Milan, del que Giuseppe Terragni formó parte, creó el Grupo Sete, formado oficialmente en 1930 como MIAR (Movimiento italiano de arquitectura racional).

El grupo comenzó a ser conocido por una serie de artículos publicados en la revista italiana Rassegna Italiana, y en esta revista, en diciembre de 1926, el Grupo 7 presentó al público los nuevos patrones arquitectónicos, que recuerdan al Movimiento Moderno en el momento del ascenso. en toda Europa Fue un momento para prestar atención a Deutscher Werkbund y a los constructivistas rusos y para distanciarse de los futuristas.

Una de las características más encantadoras del Movimiento Moderno en Italia es el tema abstracto, que evoca precedentes clásicos. La monumentalidad se refleja, por ejemplo, en el cubo de cristal arqueado del Palazzo della Civiltà Romana, por el arquitecto Giovanni Guerrini en Roma (1938). El edificio es de planta cuadrada y se parece a un paralelepípedo de cuatro lados con una estructura de hormigón armado cubierta completamente de mármol. Hay 54 arcos en cada lado, características que le han valido el apodo de “Coliseo cuadrado”.

STALINISMO: IÓSIF STALIN

PINTURA

Los artistas de mayor éxito que trabajan en esta línea fueron Alexander Gerasimov y Vasily Efanov. Ellos crearon los retratos de los líderes del Partido Co-munista y jefes militares. Estas obras “oficiales” fueron el núcleo ideológico del arte del realismo socialista, cumpliendo una de sus principales misiones: la creación y el mantenimiento del culto a la personalidad de Iósif Stalin y otros líderes soviéticos. Una gran cantidad de obras de todo tipo de arte se dedicó a episodios reales y míticos de sus biografías, para representarlos en las imágenes como revolucionarios heroicos, guerreros, líderes sabios, “amigos del pueblo”.

Muchos artistas dedicaron su trabajo al ejército y la armada: maniobras militares y desfiles, retratos e imágenes colectivas de soldados y comandantes, el equipamiento militar, la historia revolucionaria de las fuerzas armadas soviéticas; estas historias estaban llenas de eventos festivos, que organizaba periódicamente la dirección política del Ejército Rojo.

CINE

Durante el gobierno de Iósif Stalin fue muy importante la propaganda política la cual se apoyará fuertemente en el cine. El cine soviético bajo sus múltiples aspectos: arte, gran industria, propagandista y agitador de masas, es una creación de la Gran Revolución de Octubre, del genio de Lenin y Stalin. La función educadora del cine fue tenida en cuenta por Stalin: El cine ayuda a la clase obrera y a su partido a educar a sus trabajadores en el espíritu del socialismo, a organizar a las masas para la lucha por el socialismo, a elevar su nivel de cultura y su capacidad de lucha política. El cine soviético de los años treinta está dentro de la corriente del realismo socialista que caracteriza la época.

Fruto de esta gran presión ideológica surgirán filmes, algunos de gran calidad, que llegarán a España durante la Guerra Civil y que serán utilizados como propaganda tanto en los frentes como en la retaguardia.

Algunos títulos soviéticos, (todos ellos fueron proyectados en España durante la Guerra Civil) fueron El acorazado Potiomkin, Los marineros del Kronstadt, Chapáev, La línea general, Amor y Odio, La tierra, El circo, Las tres canciones de Lenin, Octubre, La juventud de Máximo, El carnet del partido, etc.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Historia Anterior

El origen de la falda

Siguiente Historia

Opinión: “Good bye Paquito!”

Lo último de Cultura