Juan Carlos Rodríguez, el ejemplo de no rendirse ante las adversidades

Mario Bermudo Maroto

Juan Carlos Rodríguez, conocido como “El Muelles” por sus compañeros del grupo “La Tapia Madrid”, es conocido en el mundo del ‘running’ por realizar la maratón de Valencia y otras carreras. Aparentemente es algo común, pero él destaca por haberlo conseguido tras haber superado un grave infarto y dos anginas de pecho. Además, tiene varios ‘stents’ coronarios. Él nos ha concedido una entrevista para contarnos su historia al detalle.

Juan Carlos no realizaba apenas ejercicio hace unos años. Tenía sobrepeso y sufrió un grave infarto y dos anginas de pecho. Desde ese momento, supo que debía cambiar su situación. Los médicos le fueron colocando distintos ‘stents’ coronarios, tubos de malla metálica que se expanden dentro de una arteria del corazón, hasta alcanzar la cifra de siete ‘stents’. Ya en el hospital comenzó a correr para favorecer su recuperación: “Empecé a hacer ejercicio en el hospital por la rehabilitación cardiaca. Estuve ocho meses y que comenzara a andar y a correr cuando finalizara mi rehabilitación.”

Tras terminar su recuperación en el hospital comenzó a montar en bicicleta y a correr. A pesar de tener reciente el infarto, Juan Carlos se sentía bien y paulatinamente aumentó la distancia que corría diariamente: “Comencé a correr con un amigo. Un día corríamos un kilómetro y después andábamos, y me encontraba bien. Cada día corría más y me veía mucho mejor. No tenía ninguna meta, solo disfrutaba.”

Sin embargo, distintos problemas se interpusieron provocando recaídas y problemas, provocando que en ocasiones pensara en dejar de lado lo que había conseguido hasta el momento.“Me decían que lo dejara, y pensaban que mis problemas podrían ser por correr. Sin embargo, mis recaídas llegaban aunque estuviera sentado en el sofá de mi casa. Seguí corriendo controlándome y sabiendo cuando parar.”

Los esfuerzos de Juan Carlos dieron sus frutos y mejoró su forma física. Además, encontró un grupo llamado “La Tapia Madrid”, que todos los domingos va a correr por las mañanas y que se llama de esa manera ya que uno de los creadores del grupo frecuentaba la tapia de la Casa de Campo en sus rutas. “La Tapia Madrid” es un grupo de Facebook que ya se extiende en distintas comunidades autónomas e incluso en varios países, en el que sus integrantes viajan a las distintas carreras con una camiseta del grupo. En este grupo recibió su apodo de “El Muelles”.“Me llaman de esa manera por todos los ‘stents’ que tengo en el corazón. Normalmente los conocemos como muelles de una manera más vulgar. Es un apodo cariñoso. Mis compañeros están orgullosos de mí y yo me implico mucho con ellos.”

Con su grupo comenzó a correr carreras de diez kilómetros. Se encontraba bien y decidió afrontar el reto de la media maratón. Se planteó como meta finalizarla y lo consiguió en la maratón de Madrid de hace dos años. En 2018 consiguió completar la maratón de Valencia con un tiempo menor a cuatro horas. Entre sus objetivos actuales cabe destacar la maratón de Madrid del año 2020.

Por último, “El Muelles” mandó un mensaje a aquellas personas que se están introduciendo en el mundo del ‘running’ o han sufrido una situación similar a la suya:“Se debe estar completamente mentalizado para cumplir un objetivo, si no, nunca vas a cumplirlo. Cada uno nos ponemos nuestros propios límites. Me planteé mis objetivos y le dediqué tiempo a cumplirlos, no importa cuánto, lo importante es superarlo. No se me ha olvidado todo por lo que he pasado, y, cuando siento algún síntoma, sé cuando parar, pero no para siempre. Solo tomar un pequeño descanso y continuar esforzándome. Eso es lo más importante.”

Esta es la historia de Juan Carlos Rodríguez “El Muelles”, el hombre que se planteó y cumplió su objetivo a pesar de todas las adversidades que tuvo en su camino.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Muñosancho, Ávila. Fuente: Propia.
Historia Anterior

La España que Perdemos

Siguiente Historia

Opinión: España, una vez más trágate la misma película

Lo último de Incógnitas