Marzo, el mes que hace 16 años tiñó de negro España

16 años del mayor ataque terrorista de la historia de España y Europa. 200 muertos y 2.057 heridos.

A las 7:34h de la mañana se producen cuatro explosiones simultáneas en la madrileña estación de Atocha. A esa hora solo hay confusión, no se sabe lo que ocurre. Iñaki Gabilondo, en La SER, abre el programa ‘Hoy por Hoy’ con la noticia: “Son las 8 de la mañana, las 7 en canarias. Muy buenos días, a esta hora hay mucha agitación, hace unos minutos se han registrado varias explosiones en Atocha y las noticias a esta hora son confusas”.

Dos horas después, a las 9 y media de la mañana, ante la conciencia sobre la magnitud de los hechos, José María Aznar telefonea a José Luis Rodríguez Zapatero y deciden suspender la campaña electoral. 

«ETA sigue siendo la principal línea de investigación»

Poco a poco, se van conociendo más datos e información de lo ocurrido. Alrededor de las 11 y media de la mañana, comienza el traslado de los heridos a hospitales de todo Madrid. Los fallecidos, por su parte, son trasladados al recinto madrileño de IFEMA. En un primer momento, se levantaron 187 cadáveres: 34 en Atocha, 64 en la estación de Tellez, 67 en la estación de El Pozo y 15 en Santa Eugenia. Finalmente, la cifra de asesinados ascendía a 200 y 2.057 heridos.

EL GOBIERNO DE AZNAR ACUSABA A ETA Y ETA LO NEGABA

Desde el gobierno de José María Aznar, se señaló desde el primer momento a ETA como los responsables del atentado. Desde Euskadi, tanto el Lehendakari como el dirigente político Otegi, condenaron el hecho y Otegi descartó la autoría de la banda terrorista ETA.

Por su parte, desde el ejecutivo se repitió una y otra vez el mismo mantra: “Ha sido ETA”. El ministro del interior, Ángel Acebes, durante las ruedas de prensa posteriores a lo ocurrido señaló: “ETA buscaba una masacre en España, hoy lo ha conseguido»; «ETA sigue siendo la principal línea de investigación».

Tras las detenciones de varios terroristas vascos, el hallazgo del Corán y explosivos, unos distintos a los que utilizaba la banda terrorista vasca, Acebes seguía insistiendo durante sus comparecencias ante los medios de comunicación el 13 de marzo que «la prioridad en la investigación es la banda que lleva 30 años matando y 900 muertos a sus espaldas». Mariano Rajoy mantuvo esta teoría falsa al igual que el propio presidente del gobierno, incluso, tras perder el gobierno, exigieron al nuevo ejecutivo de Zapatero que mantuviera la línea de investigación que responsabilizaba a ETA. El gobierno socialista hizo oídos sordos a la petición de los populares.

Este bulo llega hasta la actualidad, hace unos meses, durante la campaña electoral, Pablo Casado, líder del Partido Popular, volvió a sembrar la duda: «Que se llegue a la verdad si hay alguien que la oculta». A este carro se unían dirigentes políticos como Abascal, en el PP Vasco en 2004: “Somos diferentes de aquellos que no quieren saber la verdad o no les interesa la verdad sobre el mayor atentado de la historia de España”. O Javier Ortega Smith: “La Justicia debe cumplir con su obligación moral de investigar los trágicos atentados de Atocha hasta llegar a una verdad certera y no a una versión dudosa. Es necesario promover una investigación a fondo con voluntad decidida y firme para conocer la verdad última de los atentados del 11M”.

En contraposición a las teorías ideológicas del Partido Popular y VOX, en el 15 aniversario de los atentados, ‘El País’ publicó una entrevista con Juan Jesús Sánchez Manzano, jefe por aquel entonces de los ‘Tedax’, y reconoció que el Gobierno de Aznar le pidió que asumiera la mentira del 11-M. 

La realidad es que la autoría fue reconocida horas después por el grupo terrorista ‘Al Qaeda’. 

12-M. MOMENTO DE LLORAR A LAS VÍCTIMAS.

Tras el día cero, España paró, literalmente, en todas y cada una de las provincias, pueblos y ciudades. La ciudadanía española mostró su repulsa a los actos del día anterior, conociéndose como la mayor movilización de la historia contra el terrorismo. Se produjo una movilización masiva a pesar del tiempo, daba igual, todos decidieron salir, por las víctimas, sus familias y por la paz.

«Ha sido ETA»

En Madrid, bajo la lluvia, los madrileños batieron todos los récords, ya que, según la delegación del gobierno, se congregaron 2.300.000 de personas. Los ministros se repartieron por las distintas cabeceras portando pancartas como “Basta Ya” o “Con las víctimas, con la Constitución y contra el terrorismo”. A la manifestación de Madrid acudieron el entonces príncipe Felipe y las infantas Elena y Cristina. Por su parte, el Rey Juan Carlos formuló un discurso institucional el día anterior. En Barcelona se congregaron 1.500.000 de personas y en otras capitales de provincia como Murcia, Logroño, Valladolid, Ciudad Real o Toledo también se convocaron concentraciones en repulsa.

A nivel internacional también se registraron manifestaciones. En Berlín se contabilizaron alrededor de un millar de personas que avanzaron desde la Puerta de Brandeburgo a la Embajada española. En París se reunieron más de 2.000 personas enfrente de la delegación española. En Ginebra, Nueva York y Bruselas también hubo manifestaciones en apoyo a las víctimas del 11M.

LEGANÉS. CENTRO DE OPERACIONES

El 2 de abril un operario de Renfe localizó un artefacto explosivo en las vías del AVE Madrid-Sevilla, el artefacto contenía 12 kilos de Goma 2. Al mismo tiempo, en Fuenlabrada y Leganés se movilizaron los cuerpos especiales de la policía para llevar a cabo una operación antiterrorista conectada con los atentados del mes anterior. 

El PP informó al gobierno entrante de la operación y a las 16h se produjo una persecución que acabó con la policía nacional rodeando un edificio, tras intentar negociar con lo que parecen ser los responsables del atentado del 11 de marzo.

Finalmente, los terroristas se inmolaron en una vivienda del primer piso a las 21h durante la operación de los GEO. El edificio quedó completamente destruido y decidieron actuar los Tédax para inhabilitar las bombas que aún quedaban en la casa.

JUICIO Y CONDENAS

A Hamid Ahmidan fue condenado a los 23 años de prisión, por pertenencia a banda armada. Rachid Aglif y Abdelmajid Bouchar fueron condenados a 18 años de cárcel. La menor pena le cayó a Hassan El Haski que se le condenó a 15 años de prisión.​

Por pertenencia a banda armada, fueron condenados a 12 años de cárcel Basel Ghalyoun, Mohamed Bouharrat, Fouad El Morabit Amghar, Mouhannad Almallah,Saed el Harrak y Youssef Belhadj y Mohamed Larbi Ben Sellam.​

Por su parte, a Rafa Zouhier se le condenó por tráfico y suministro de explosivos a 10 años de cárcel. A Abdelilah Fadual El Akil le cayeron 9 años, a Raúl González 5 años, a Nasreddine Bousbaa y a Mahmoud Slimane Aoun se les condenó por falsificación de documentos a tres años a cada uno.

Un periodista deja de serlo cuando ofrece como información lo puramente subjetivo.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Historia Anterior

La Valla, una distopía más real de lo que nos gustaría

Siguiente Historia

Opinión: vivir esperando

Lo último de Incógnitas