‘Las Tres Españas’ del 20

La extrema derecha, la extrema izquierda y los que están hasta el gorro de los unos y los otros.

Marcos Hidalgo Ayerra

El paso del COVID-19 por nuestras vidas está aflorando el sentimiento patriota e ideológico de la población, tanto en los nostálgicos de la extrema derecha, como en los antisistema de extrema izquierda cualquier cuestión es motivo de confrontación. Esto es lo que comúnmente conocemos de manera generalizada y desorbitada con el nombre de “Las dos Españas”. Pero pronto vamos a ver el nacimiento de la llamada “Tercera España”, esta España corresponde a un amplio grupo de población que podríamos denominarlos como aquellos ciudadanos que están hasta el gorro de los unos y los otros. 

Por un lado, tenemos a los nostálgicos de extrema derecha, se vinculan a prácticas antidemocráticas sosteniendo discursos nacionalistas y ultraconservadores. Decimos nostálgicos por que su deseo es la vuelta a 1939, es decir, al recuerdo de la dictadura en nuestro país, a una oposición violenta a la democracia y a los valores de progreso que esta representa. Se suelen distinguir por portar en las calles la bandera de España con el Águila de San Juan y la Cruz de Borgoña.

Por otro lado, tenemos a los antisistema de la izquierda radical, se vinculan a ideologías como el anarquismo, el anarcocomunismo y el maoísmo. Este grupo se caracteriza por tener mayor división de ideas y corrientes ideológicas lo que provoca mayores discrepancias internas, pero a todos ellos les une el violento rechazo al capitalismo y la entrega del poder al proletariado. Son más difíciles de diferenciar públicamente, pero cuando se manifiestan lo hacen siempre portando la bandera tricolor y símbolos como la hoz y el martillo.   

La nueva “Tercera España” no pertenece solo a un sector ideológico: la izquierda o la derecha. Esta España está formada por personas que tienen ideologías políticas y formas de ver la vida muy distintas, pero a todas ellas les unen dos factores:

La primera de ellas es el sentido común, pese a sus discrepancias ideológicas responden a un mismo sentido común que aflora en la mayoría de los debates tanto sociales, económicos, jurídicos y políticos. El segundo factor es el que es capaz de unir a este grupo de ciudadanos: el hartazgo. Un cansancio reiterado y sistemático producido por la gran brecha existente entre los dos extremos ideológicos más radicales. 

Es en esta “Tercera España” donde los partidos políticos que aspiren a ganar las futuras elecciones pondrán su punto de mira. 

Posiblemente, en futuras campañas electorales escucharemos este término para apelar a estas personas a las que nos referimos. Dentro de esta lucha entre partidos para ganar el voto de la tercera España, nos encontramos descartados tanto a Unidas Podemos como a Vox, ya que su marco ideológico les deja fuera de esta lucha sin ni siquiera haber entrado a pelear. Simple y llanamente porque se identifican con las dos Españas, principal fuente de rechazo de la “Tercera España”. 

Por este mismo motivo nos encontramos a tres partidos cuyo principal foco de voto se concentrará en este grupo de población: PSOE, Ciudadanos y Partido Popular; dónde a pesar de las diferencias ideológicas entre las formaciones, el ganador de este voto o la confianza del votante, se lo llevará aquel que más se aproxime al centro político, aquel que muestre más sentido común ofreciendo a la ciudadanía una mayor seguridad, confianza y profesionalidad. Tres de las cualidades olvidadas en la política y que son justamente las que más reivindica la ciudadanía. 

El COVID-19 ha conseguido crear un nuevo grupo que antes se encontraba polarizado en el voto. Sin embargo, se ha unido en repulsa a los extremos del mapa ideológico. Este grupo se caracteriza por tender al centro, `por votar por  la seguridad, la normalidad y sobre todo avalar el sentido común. El partido político que más se acerque a estas premisas, será el que ganará las próximas elecciones, dejando la ideología en un segundo plano.

Sentido común, seguridad y confianza para España. 

5 Comments

  1. Una gran definición de los bolcheviques y neonacis q les da igual el pueblo solo les importa el poder
    Razón tenía hunamuno
    Son la escoria del mundo y mientras se les escuché no habrá cultura habrá analfabetos
    Espero y desea q nazca con fuerza la tercera España
    Por la q lucharon nuestros mayores muchos murieron en el intento otros vieron nacer una España libre con ganas de aprender con paz y tranquilidad, q algunos quieren destrozar
    Gracias por este gran artículo

  2. Ciudadanos quiso representar a esta tercera España hace unos años; pero al final, para alcanzar cierto calado social y hacerse reconocible, tuvo que moldear su discurso en torno a algunas etiquetas reconocidas (socialdemócratas primero; liberales después) que, debido a al carácter simplificador de las ideologías, les ha hecho aparecer como un partido contradictorio, que da bandazos y poco fiable.

    Por otro lado, si el «hartazgo-contra» viene a ser el sentimiento aglutinador de una nueva fuerza política, no será una fuerza política muy distinta a Unidas Podemos o Vox.

    Dicho todo esto, creo que el columnista acierta al identificar una tendencia, que ojalá se consolide, de ciudadanos que prefieren un discurso razonable a uno ideológico. Gracias por darnos algo de esperanza; y pistas, para una posible vía política más sensata.

  3. Muy buena visión Marcos, totalmente de acuerdo, muy necesaria esta Tercera España. Por favor que llegue pronto!, este Pais necesita mucho de sentido común.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Historia Anterior

Hollywood, la serie que señala los grandes males del cine

Siguiente Historia

Juventud y cambio: el empoderamiento de ellas

Lo último de Opinión