/

Recuperar la conciencia de clase

La clase media con la que la mayoría de nosotros nos identificamos no existe

Jesús del Peso

Trabajas por un salario cada vez más ajustado, que se mantiene congelado mientras el IPC sube constantemente, pagas tus facturas: la luz, el agua, la línea de teléfono e internet, la cesta de la compra… ¿Cuánto te queda para el ocio? ¿Puedes pagar 10€ por una entrada de cine y el precio de las palomitas? ¿Puedes salir a cenar los fines de semana con tu pareja o tus amigos a algún sitio que no sea el McDonald´s? ¿Puedes pagar 50€ por una entrada para ir a ver un partido de futbol?

Muchos podemos creer que sí, muchos podemos creer que realmente todo el mundo tiene dinero y vive lo suficientemente holgado como para permitirse todo esto, y además, tener un IPhone, gastarse 150€ en unas zapatillas y otros tantos en una sudadera, tener unos auriculares Beats e irse una semana a la playa en verano con los amigos… Pero gran parte de las personas que hacen estas cosas lo hacen a expensas de endeudarse, de financiarlo todo y de vivir con la cuenta a 0 durante muchos días, pero claro, aparentar y enseñarlo todo en Instagram es lo importante. 

Vivimos en un sistema en el que ser pobre es tu responsabilidad. Si eres pobre, es porque quieres, mira a Amancio Ortega, hacía batas cuando era un simple costurero y ahora es millonario. Todos podemos ser Amancio si queremos y nos esforzamos lo suficiente, y encima, los que trabajamos y nos esforzamos por nuestro dinero tenemos que pagarles las ayudas a los que no quieren trabajar y vivir del cuento, nuestros impuestos los desperdiciamos en ellos. El sistema público va mal porque España es un país de vagos y nadie quiere trabajar. ¡Qué vagos los pobres! Eso sí, yo voy a defender que soy clase media hasta que me muera. 

En España se considera pobres a las personas que viven con una renta inferior 8.522, y eres considerado clase media cuando tu renta se encuentra entre los 15.000 y los 40.000€. ¿Qué ocurre entonces con las personas que se encuentran en ese limbo entre los 8.500 y los 15.000€? la estigmatización de la pobreza hará que ellos mismos tiendan a catalogarse como personas de renta media.

En España, el ingreso medio de 1 de cada 4 ciudadanos se encuentra en los 11.412€ por persona al año (datos de 2017, fuente Cinco Días) ¿Somos clase media? ¿Se vive bien en España? Todos queremos aparentar (y creer) que sí, pero la realidad para gran parte de la población dice lo contrario, aunque queramos ocultarlo. 

El PIB per cápita en España se sitúa en 26.440€, esto quiere decir que, si tuviéramos que repartir equitativamente la riqueza que produce nuestro país en un año, a cada persona le correspondería esa retribución. Sin embargo la cifra en la que vive la cuarta parte de las personas en este país está muy lejos de esa realidad. Así pues, vemos cómo la riqueza está muy mal repartida entre todos los españoles y cómo las diferencias sociales (las de clase) tienden a aumentar año a año. Pero bueno, eso será culpa del que no llega a los 26.000 euros al año porque no se esfuerza lo suficiente. 

Hay dos formas de ser pobre. Una de ellas es la pobreza como tal, eres pobre porque no tienes nada. Fin. La otra es la pobreza relativa. Una persona es pobre por no llegar al 60% de la renta media de la sociedad en la que vive. Según los datos mostrados anteriormente, el salario de ese segmento de la población (el de los 11 mil euros) representa el 43.16% de la media (los 26 mil), bastante lejos de ese ingreso supuestamente medio de cada español, y de lo que tendemos a tener idealizado como clase media. Las personas que cobran un salario similar viven en la pobreza relativa. Sí, son pobres, no clase media. 

El sistema y el liberalismo económico han pervertido a las personas. Ha logrado culpar a la pobreza de los pobres a los propios pobres. Las personas ya no viven culpando de sus injusticias a los empresarios que abusan de las condiciones laborales, a los ricos que viven de rentas y dividendos, a las personas con más oportunidades que ellos por el mero hecho de haber acudido a X universidad, a las personas que se perpetúan en la cima de la pirámide social. No. Ahora “la clase media” culpa de sus males a los inmigrantes, a las personas que reciben las cada vez más reducidas ayudas del Estado, a “los que viven a costa de los demás”. 

Hemos de cambiar la mentalidad, no avergonzarnos de nuestra posición social aunque vivamos en un mundo regido por la imagen y el dinero. Hemos de recuperar la conciencia de clase. Hemos de volver a pelear la redistribución de la riqueza. Porque sí, porque es justicia social.

Y es que nos tiene que quedar claro que no, que el culpable de que trabajes por salarios de miseria no es el inmigrante que viene a robarte el trabajo, no; el culpable de que no te puedas permitir cierto ocio y libertad no es el que recibe ayudas al alquiler, no;  el culpable de que te esfuerces por ocultar tu situación y trates de aparentar lo que no tienes no son los partidos de izquierda que espantan a las empresas con las subidas de impuestos haciendo que se pierdan los puestos de trabajo, no. El culpable de todo eso es el neoliberalismo y la perpetuación de la burguesía del siglo XXI, la acumulación contínua de la riqueza a costa de las personas que no tuvieron las oportunidades que ellos sí tomaron, y el inmovilismo social dentro de un sistema supuestamente meritocrático. 

No hemos de confundir tener un IPhone y pagar Netflix con ser clase media.

Hemos de recuperar la conciencia de clase. 

Estudiante de Relaciones Internacionales de la URJC

3 Comments

  1. Hasta: «Sí, son pobres, no clase media.» Habías utilizado todos los datos y recogido poco a poco información, contrastada, en principio, para llegar a la conclusión que ya tenías pensada.

    El problema entra cuando lees los 5 siguientes párrafos y la culpa empieza a caer sobre el sistema «neoliberalista» en el que vivimos. El problema está cuando haces una conclusión sin entender de donde vienen los términos que usas para definir la situación de un país sin conocer sus definiciones reales.

    Una simple búsqueda en Google te suelta en primer resultado el enlace a la Wikipedia que fácilmente te resume:

    «Los defensores del neoliberalismo apoyan una amplia liberalización de la economía, el libre comercio en general y una drástica reducción del gasto público y de la intervención del Estado en la economía en favor del sector privado, que pasaría a desempeñar las competencias tradicionalmente asumidas por el Estado. Más concretamente, ese sector privado, conformado principalmente por consumidores y empresarios serían, en el caso de estos últimos, quienes podrían pasar a desempeñar roles que en determinados países asume y financia el Estado con impuestos del contribuyente. Sin embargo, el uso y definición del término ha ido evolucionando en las últimas décadas​ y no hay un criterio unificado para determinar qué es «neoliberalismo».»

    Así pues nos encontramos cómo es un término que, en su entendimiento básico está totalmente fuera de lo que consideras neoliberalismo. Dicho esto, el término no tiene una definición aceptada por todos, por lo que, si vas a usarlo de una manera totalmente fuera de lo que es su realidad, al menos, defínelo.

    Teniendo en cuenta el elevado gasto en ministerios que no obtienen resultados relevantes y que gastan el dinero en charlas, webs, etc. Sin llegar el dinero invertido en ellos a los ciudadanos. Teniendo en cuenta también, la ley que se pasó durante el estado de alarma que hacía que todas las inversiones hechas por extranjeros en el país tendrían que tener una aprobación por parte del gobierno, nacionalizando el sector privado, y viendo todas las acciones que está tomando el gobierno de subir los impuestos a las «rentas altas» que realmente no van a cubrir el ENORME déficit presupuestario en el que ya estamos inmersos vemos cómo el país NO es neoliberal ni tiene una ideología predominante neoliberal, ya que si la tuviera, la cultura del esfuerzo que se nos vende, tendría sentido.

    Ya que no habrían quebrado todos los autónomos que quebraron durante el Covid, no hubiesen cerrado todas las empresas que cerraron, las empresas que se acogían al ERTE Covid, no tendrían que ASEGURAR un año más de empleo a todas las personas que recibiesen un ERTE. De tener una economía liberal, la libertad de mercado permitiría a las empresas realizar acciones veloces que si, crearían despidos, PERO MANTENDRÍAN VIVAS a muchas de las empresas.

    La cultura del esfuerzo tendría sentido porque las personas serían capaces de crear empresas sin tener que pasar por cientos de trámites que hacen que intentar crear una sea un calvario, no solo por la gran burocracia obligatoria por la que tienes que pasar para fundar si no que también te ves obligado a pagar una parte demasiado grande de lo que ganas, viéndote forzado a mantener un segundo trabajo mientras intentas constituir una empresa que se haga rentable.

    Gracias por tu artículo, pero la próxima vez, antes de utilizar términos de los que no estás seguro cuál es su definición, por lo menos búscalos, y si no lo haces, al menos, defínelos.

    Si quieres más información, me puedes contactar por Instagram. @SoyCardona_es

  2. Buenas noches David.
    Lamento mucho que no compartas mi opinión, sin embargo no me voy a poner a rebatir los argumentos que empleas a través de un foro, asimismo te invito a expresar tu opinión a través de incógnita de manera libre.
    En cuanto al término “neoliberal”, entiendo el mismo como el desarrollo del liberalismo económico producido con el nacimiento de la globalización tras los gobiernos de Ronald Reagan y Margareth Thatcher (la revolución liberal) que llevó hasta la expansión global de las cadenas de valor y que han desembocado en un sistema GLOBAL caracterizado por las bajadas generalizadas de impuestos en una suerte de competición fiscal entre países para asegurarse el mantenimiento del Estado de bienestar que este neoliberalismo viene fragmentando y que ha generado un crecimiento paulatino de las desigualdades, generalmente en Europa, no asumo con ello que sea un problema puntual de España únicamente ni que varíe en función del Gobierno en el poder.
    Asimismo te agradezco el copia y pega de la Wikipedia, ha sido muy didáctico.
    De nuevo te invito a escribir en incógnita
    Muchas gracias por leerme.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Historia Anterior

Por qué hay que ver "Baron Noir"

Siguiente Historia

Los nuevos vigilantes de la playa

Lo último de Opinión