Yolanda Si: Iglesias, Montero, Garzón y Castells: No

Pasados 179 días desde que se formó el nuevo Gobierno el 13 de enero en España, podemos hacer una valoración de lo que hemos visto en este periodo de gestión que ha cometido el primer Gobierno de coalición en la historia de la democracia española. Cuya valoración es la siguiente: “Yolanda Díaz si; Pablo Iglesias, Irene Montero, Alberto Garzón y Manuel Castells no”

El dia 13 de enero de 2020 comenzó a andar el nuevo Gobierno, un Gobierno distinto al que estamos acostumbrados en todas sus facetas, este fue la unión en un mismo ejecutivo de personas que provienen de dos partidos políticos distintos, PSOE y Unidas Podemos.  Esto significó el primer Gobierno de coalición que ha visto la democracia en nuestro país, un ejecutivo que ya antes de haberse configurado hizo incontables enemigos y provocó mucho revuelo entre la población, incluso en ambos partidos. Una vez fue configurado, lo que se vio de cara al público en sus primeros pasos fue un claro aumento de personas que componen el ejecutivo. Esto fue  algo muy discutido y provocó muchas discrepancias entre la población, pero no nos vamos a centrar en ello, ya que probablemente los siguientes gobiernos configurados de la misma o de diferente manera tendran un numero parecido de personas, ya que el gobierno en coalición hace que los puestos y las responsabilidades de cada persona se divida aún más. 

Ahora me gustaría ir un paso más allá y hacer una valoración de aquellos miembros del ejecutivo que provienen del partido Unidas Podemos, es asi por que precisamente son ellos aquellos que han cobrado una mayor relevancia a nivel público, ya sea por su buena gestión, su nefasta gestión, sus excentricidades o directamente su gestión prácticamente nula. Todo ello a excepción si me permiten, del ministro de Sanidad Salvador Illa, que se ha visto muy expuesto públicamente debido a la terrible crisis sufrida. 

5 son los miembros de Unidas Podemos que se encuentran actualmente en el gobierno: Pablo Iglesias (Vicepresidencia de Derechos Sociales y Agenda 2030), Irene Montero (Ministra de Igualdad), Yolanda Díaz (Ministra de Trabajo), Manuel Castells (Ministro de Universidades) y Alberto Garzón (Ministro de Consumo). 

Desde el minuto uno, tan solo en el momento de jurar el cargo algunos de ellos ya eran noticia y no por su gestión, pero ahora me voy a centrar en la única persona de estos 5 nombres que ha conseguido ser un modelo de gestión para nuestro país, y a pesar de las discrepancias ideológicas que tengamos cada uno de nosotros, creo que es claramente reconocible que la Ministra de Trabajo, Yolanda Díaz ha trabajado por y para España. Esta buena gestión se puede ver claramente en sus logros en el ministerio, creando mesas de negociación con todos los agentes sociales culminando estos, en pactos donde todos los agentes sociales a base de horas y horas de diálogo llegan a un entendimiento en el que ninguno de los agentes sociales gana y  ni ninguno pierde, pero lo que siempre gana es España, por poner un ejemplo tenemos la ampliación del Salario Mínimo Interprofesional, consensuado tanto con patronal como sindicatos o la ampliación de los ERTES provocados por la pandemia, también negociados y consensuados con patronal y sindicatos. Con ello podemos decir claramente que Yolanda Díaz es un buen ejemplo de gestión y de riqueza política para nuestro país. 

Pero a partir de aquí, las siguientes cuatro personas que vamos a hablar suspenden como gobernantes públicos. En primer lugar Pablo Iglesias, claramente es la persona del ejecutivo más expuesta a los medios y donde sus palabras son literalmente “oro” para las editoriales de nuestro país y este es el principal problema que tiene el Vicepresidente del Gobierno. Un buen gobernante no puede llenar los titulares con ocurrencias y salidas de tono como las que nos tiene acostumbrados Pablo Iglesias, un buen gobernante debe llenar los titulares con su gestión y por los logros que consiga para España ocupando dicho cargo. Este comportamiento solo normaliza la mala visión de la población hacia el nuevo ejecutivo a lo que se une la mala simpatía que el Vicepresidente ha ido gestando con los medios de comunicación. 

Por último, vamos a hablar de las tres siguientes personas que componen el ejecutivo por parte de UP y podemos decir que tanto Irene Montero, como Manuel Castells y Alberto Garzón, han llevado ambos tres entre una mala y en algunos casos nula gestión. Decimos esto porque ambos tres venían a cambiarlo todo, a ser un impulso hacia el nuevo gobierno y que sabemos de su gestión… absolutamente nada, salvo pequeñas pinceladas que más que pinceladas son sobresaltos que no tienen nada que ver con su gestión. 

Con todo esto lo que debemos es de dar un toque de atención a aquellas personas del ejecutivo que no están siendo ejemplares en su gestión, y por otro lado premiar a aquellas personas que si, como Yolanda Díaz. 

“La política no llena periódicos, la buena política trabaja en silencio, se comunica sola y obtiene los mejores resultados para toda la población”

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Historia Anterior

Manual de cómo defender un feudo

Siguiente Historia

La suerte de que sea Sánchez quién gestione la crisis

Lo último de Opinión