TVE tiene un problema y parece no saberlo

La temporada televisiva ha llegando a su fin. Sin duda, ha sido una de las temporadas más estrambóticas que ha vivido la televisión. La ‘caja tonta’ ha experimentado momentos de sentimientos encontrados; por un lado, a causa del confinamiento, se han registrado récords históricos de consumo televisivo, sin embargo, y de forma paradójica, también se han registrado récords de caídas de anunciantes, lo que ha provocado que las televisiones se tuvieran que apretar el cinturón, algo que se pudo visualizar en las parrillas. 

Antena 3 paralizó sus producciones y redujo al máximo su inversión llegando a emitir en la franja del prime time cine los 7 días de la semana, la opción más barata. Tambié hubo momentos en los que se decantó por ofertas que tenía cogiendo polvo en el cajón: el programa de Arturo Valls, «Improvisando» que ha pasado sin pena ni gloria por la parrilla de la cadena naranja o el programa que grabaron hace unos años con Pedro García Aguado, «De hoy a un año» un programa que se emite en la franja de menos consumo televisivo, el late night.

Por su parte, Telecinco en pleno confinamiento tuvo suerte de contar con uno de sus programas estrella «Supervivientes» un oasis en la programación televisiva que nos permitió olvidarnos de lo que ocurría tras la puerta de casa y centrarnos en lo que acontecía en el Caribe. La cadena dirigida por Paolo Vasile también decidió apostar por producciones de cajón y de bajo coste; sacó a la luz la infumable ficción «Lejos de ti» y apostó por el refrito de Got Talent bajo el nombre «lo mejor del mundo».

A la cadena pública le pilló el confinamiento a medias de una «revolución». El ente público a mediados de temporada anunció que cancelaba el programa de Xabier Fortes, el histórico «Los Desayunos de TVE» y que ampliaría el programa «La Mañana» desde las 08.30h hasta la as 13.00h apostando por un super-morning presentado por Mónica López. Los habituales de «El Tiempo» de TVE la conocerán. 

Este super-morning precedería al programa que ya se está emitiendo presentado por Tamara Falcó y el Chef Javier Peña, un programa que desde que se anunció ya se sabía que iba que ser un fracaso. El programa bajo el nombre «Cocina a Punto» cosechaba en su primera semana de emisión un pobre 5.5% media. El show, que reemplaza al programa del exministro Huerta, se queda muy lejos de igualar el dato de «A partir de Hoy» que promediaba alrededor de un 7%.

El programa de cocina es el el telonero de «Bloqueados por el muro» un concurso que intentaría relanzar la franja tras la cancelación de la versión diaria de «Corazón» que se ha pasado a emitir sólo los fines de semana. El programa presentado por Ángel Llácer ya ha hundido las audiencias llegando a firmar un insulso 2%. ‘Bloqueados por el muro’ de Gestmusic venía a competir directamente con ‘La Ruleta de la Suerte’, sin embargo, ha quedado evidenciado que no es ni de lejos es una preocupación para los directivos de Antena 3.

La situación de las mañanas es insostenible si tenemos en cuenta que sin «Los desayunos» la apuesta de TVE hasta las 10.00 de la mañana es pinchar la señal del Canal 24h durante los meses estivales, una estrategia que está alejando, aún más, al espectador. Igual o mayor preocupación debería existir en las demás franjas del canal público.

En el prime time, la niña bonita de las cadenas de televisión, TVE también ha apostado vagamente durante esta temporada, con sus más y sus menos tan solo se salvan productos ya testados o ficciones contadas.

Entre los éxitos en audiencias sólo podríamos destacar a ‘Master Chef’, ‘Cuéntame’ y como mucho ‘El Paisano’. Sería injusto dejar de mencionar otros productos que, aunque no hayan sido grandes éxitos en audiencias, sí que han sido avaladas por la crítica, han aportado valor cultural y han desempeñado un servicio público esperable del ente; ‘Maestros de la Costura’ en entretenimiento, ‘El Ministerio del Tiempo’ o ‘Malaka’ en el ámbito de la ficción. Sin embargo, ha habido grandes fracasos; «Promesas de Arena’, ‘Vaya Crack’ o ‘Estoy Vivo’ una serie que ha visto reducidas sus audiencias de manera importante. Por su parte, en el access, TVE tenía que apostar por algún producto porque se resistía a adelantar su prime time a las 22.00, algo a lo que se tuvieron que resignar tras contemplar que TVemos no aportaba los datos esperados.

A la crisis en la franja matutina y estelar se debe añadir el jaleo que tienen montado en la sobremesa: primero contaban con 3 seriales, además del mítico ‘España Directo’ y ‘Aquí la Tierra’. Luego cancelan 1 serial y presentan un concurso. Más tarde apostaron por 3 seriales; 2 reducidos, el concurso ‘El Cazador’ y mantuvieron ‘España Directo’ y «Aquí la Tierra». 

A principio de temporada reformularon la franja y apostaron por ‘Mercado Central’, ‘Servir y Proteger’, ‘Acacias 38’ con una duración de 20-30 minutos de la primera y última serie de la tarde para poder seguir contando con el programa de información meteorológica, el ‘España Directo’ de Ana Ibáñez y el concurso de Ion Aramendi. Ahora estamos con una versión ampliada de ‘Mercado Central’, la reducida de ‘Servir y Proteger’ y con la duración habitual de ‘Acacias 38’.

¿Qué necesidad de marear al personal?, el espectador no tiene claro cuánto tiempo dura cada espacio ni en qué orden. Han tenido que reducir España Directo a 25 minutos para que quepan todos sus programas.

Los problemas del ente público se abultan cuando Roberto Leal anuncia su marcha a Antena 3 para presentar, entre otras cosas, ‘Pasapalabra’. La -casi- única cara ligada a TVE anuncia su marcha y deja a la cadena pública casi descabezada de rostros. 

Y es que, todas las cadenas plantean su marca a través de rostros: Telecinco del lado del corazón (Jorge Javier Vazquez, Sandra Barmeda, Jesús Vázquez…), aunque también cuentan con perfiles informátivos del tipo de Ana Rosa Quintana o Pedro Piqueras. Por su parte Atresmedia también cuenta con sus propias caras, lo que hace que el espectador relacione el rostro con el grupo mediático; en Antena 3 Matías Prats, Vicente Valles, Artiro Valls… y en LaSexta un poco más de lo mismo; Antonio Garcia Ferreras, Ana Pastor, Chicote…

Sin embargo, ¿Que rostros relaciona el espectador con TVE? Como mucho Jordi Hurtado y Anne Igartiburu, poco más, y teniendo en cuenta que a ‘Corazón’ lo han relegado a los fines de semana y que a Jordi Hurtado no le ve el público general, TVE no con ninguna cara de relevancia. Esta situación empeora aún más cuando María Casado se ha marchado tras conocerse que sería Mónica López la encargada de capitanear el super-morning y que Xabier Fortes queda al mando de las noches del Canal 24h.

Todos estos problemas se agravan cuando la corporación anuncia unas pérdidas de casi 30 millones de euros. La cadena pública, está claro, que no tiene como principal fin facturar millones de euros. Lo que no es entendible es que sustituya formatos míticos y con buenos resultados y decida apostar para sustituirlos por espacios de dudoso éxito.

El ente público tiene un problema aunque finja no poseerlo. La solución: tener objetivos claros sobre los que trabajar para ofrecer la mejor información y el mejor entretenimiento, algo que es arriesgado afirmar actualmente. El éxito y la supervivencia de TVE pasa por dejar claro algo que los trabajadores llevan años demandando #TVEdetodosydenadie

Un periodista deja de serlo cuando ofrece como información lo puramente subjetivo.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Historia Anterior

La mascarilla no es la vacuna

Siguiente Historia

Hipocresía holandesa y ninguneo al sur

Lo último de Cultura