El humor como antídoto contra el ‘postureo’

Jordi Moya

Hacerse una foto de los pies en la playa, en la pared de los ojos de Malasaña o en los espejos de El Nacional ya son expresiones típicas de nuestro postureo más clásico. El aparentar, la pomposidad y lo impostado impregnan la mayoría de nuestras redes sociales, y el primer paso está en reconocerlo. Así, el humor es un elemento clave para abrirnos los ojos y mostrar el surrealismo que rodea a todo este universo del postureo. 

Todos alguna vez hemos hecho el ridículo y hemos publicado una foto en redes para enseñar lo bien que lo estábamos pasando o para enseñar que te habías comido la mejor tostada de aguacate con huevo poché. Las redes sociales son un escaparate donde el contenido de postureo se lleva la palma y debemos saber que no todo lo que vemos es real, nadie vive bajo un halo de brilli-brilli y esto lo sabe muy bien Victoria Martín. Ella juntamente con Nacho Pérez-Pardo llevan la cuenta de @livingpostureo, un perfil que empezó con vídeos en YouTube sobre los personajes de Soy Una Chica Fitness y Me Llamo Chema, que representan a la perfección dos perfiles muy específicos de influencers. Mientras que Chica Fitness se inspira en el contenido más estrambótico de youtubers como María Pombo o Dulceida, Chema es la representación del cuñadismo rancio que nos habla de todo sin saber de nada. Además, vale mucho la pena seguir su cuenta de Instagram y su sección en Vodafone yu donde en ambos sitios Victoria repasa sin piedad los disparates de los instagramers del momento para sacarnos una carcajada mientras nos redescubre los límites de la estupidez en las redes sociales. 

Para muchos, se dediquen o no a las redes sociales, subir una foto a Instagram es todo un acontecimiento y hacerse la foto perfecta no es nada fácil. Siempre queremos salir guapísimos, con una luz buena, en un fondo único y con la mejor pose posible. De hecho, es muy curioso ver los rituales que muchos siguen para conseguir “la foto”. La cuenta de Instagram @influencersinthewild nos enseña las situaciones más sorprendentes, y vergonzosas, de todo lo que la gente es capaz de hacer para sacar una buena foto. 

Adentrándose más en el universo Tik-Tok, @lalachus3 es otra cómica que maneja la sátira a la perfección y sabe quitar la cursilería de todos esos vídeos que dan tanta grima para hacerlos suyos y aportar humor y naturalidad sin ningún complejo. De esta forma, este tipo de contenido es esencial en contraposición a todas esas coreografías dificilísimas de modelos espectaculares o de parejas enamoradas y nos demuestra que todos podemos hacer una cover de Camilo cantando “A toda mecha” de Santa Justa Klan. 

Estos diferentes perfiles anti-postureo nos ayudan a darnos cuenta de que las redes son una gran herramienta para la creatividad con las que también podemos criticar el postureo utilizando la ironía y el humor. Porque se puede tener Instagram y no tener que publicar como cada día te preparas un bol de quinoa, igual que puedes subir fotos, aunque no veranees en un yate en Ibiza o puedes tener Tik-Tok sin tener tableta. Yo este verano posturearé y haré fotos a las olas de la playa, pero siendo consciente que eso no es la completa realidad, que la vida no se puede vivir a través de publicaciones, que lo único que nadie te puede quitar son tus experiencias.

1 Comment

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Historia Anterior

¿Estás deprimido? Pues sonríe

Siguiente Historia

Las discotecas abiertas y la educación autodidacta

Lo último de Opinión