/

Isabel III, la incompetente

Jaime Molina

A pocas semanas de comenzar el curso, los gobiernos autonómicos aún no tienen un plan definitivo para la “vuelta al cole”. En Madrid, el (des)gobierno dirigido por Isabel Díaz Ayuso, se ha dedicado a echar balones fuera desde que  cayó el estado de alarma y se le devolvieran las competencias a las autonomías. Ayuso ha basado su política en: si algo sale mal, la culpa es del gobierno central por su dejación de funciones, pero si sale bien me apunto su autoría.

En el ámbito de Sanidad, el Gobierno presidido por Ayuso ha incurrido en una dejación de funciones constante. Su política se ha basado en  no hacer absolutamente nada. Ha decidido colapsar la atención primaria sin aumentar su presupuesto ni sus recursos sanitarios. Ayuso veía más urgente aumentar el número de curas en los hospitales madrileños que contratar rastreadores, un actor vital en esta crisis sanitaria, un factor que hubiera ayudado a evitar la situación actual de la Comunidad de Madrid. Ayuso prefirió pedir «voluntarios» para desarrollar esta tarea y como era de esperar no encontró ninguno. 

Lo que no se puede hacer señora Ayuso es que, después de estar pidiendo durante meses el retorno de las competencias a las autonomías porque «el gobierno central es un incompetente» vuelva a pedir un mando único. 

Cierto es que con el Estado de Alarma todo estaba mucho más controlado que ahora, la incidencia de contagios era mucho más baja que en la actualidad, pero tampoco se puede estar siempre con el control de un poder casi absoluto. No obstante, eso no quiere decir que si las Comunidades Autónomas no siguen las directrices que establece el Gobierno central una vez que se devuelven sus competencias, no se les pueda volver a quitar por ser como Díaz Ayuso, una incompetente.

En materia educativa el Partido Popular de Madrid ha seguido su línea de inacción. El gobierno de Canarias ha decidido aumentar su presupuesto en un 10,32% y en Castilla La Mancha invertiran 8,27% más, sin embargo, el Gobierno de Ayuso tan sólo ha anunciado que aumentaría el número de docentes hasta llegar a la contratación de unos 11 mil, pero quién dice que lo vaya a hacer cuando, tras el fin del estado de alarma anunció que iba a aumentar el número de médicos y enfermeros, cosa que, finalmente, no hizo. Lo mismo ocurrirá con la docencia.

Ayuso se comporta como una niña pequeña, quiere competencias pero no las quiere gestionar, porque gestionarlas conlleva una responsabilidad y es que de responsabilidad carecen tanto ella como su gobierno. Porque entonces, ¿para qué existe un Estado de las Autonomías a las que se le han dotado de competencias propias? Reflexione sobre esto señora presidenta.

Por otro lado, el ocio, este es, seguramente, otro de los temas más relevantes de toda esta crisis sanitaria. Podemos ver cómo se organizan conciertos, se va al cine, teatros, o bien te tomas una copa en un pub con tu distancia de seguridad y las debidas medidas. Sin embargo, si echamos la vista a otro tipo de ocio como son las corridas taurinas vemos que esto no es así. Pongo el punto de mira en Andalucía o Madrid mismamente, aunque en esta última al final no se va a producir ninguna corrida. ¿Por qué un concierto tiene que cumplir unas medidas sanitarias concretas y a las corridas de toros asisten más de 4 mil personas una al lado de la otra? ¿qué pasa, que todos conviven en la misma casa o qué? Esto ha sido una de las mayores vergüenzas que se han visto durante la pandemia, plazas de toros abarrotadas de personas sin guardar un mínimo de seguridad, muchos de ellos sin mascarilla. Es, cuanto menos, inexplicable y ridículo.

Madrid debería de ser un ejemplo para el resto de Comunidades, sin embargo, es la que más vergüenza da. Puedes estar en desacuerdo en algunos aspectos con el Gobierno central, pero en vez de mandar tweets o decir tonterías, hay que estar en constante contacto con el Presidente del Gobierno, dialogar, algo que nunca se le has dado bien a los populares, pero esta pandemia también podría haber cambiado este aspecto que tanto caracteriza a la derecha de este país. 

Además, una vez que tienen tus propias competencias es mejor no echar más piedras al tejado de la casa del Gobierno central y estar más atento a tu tejado. Dejarte de entrevistas y fotos y ponerte a trabajar. No se les pide más. Pedían el mando único y se les dio.

Ahora mismo, Madrid está gobernada por una incompetente que no sabe hacia dónde mirar ni qué hacer, ¿cuál será su próximo reproche al Gobierno de Pedro Sánchez? Es lo único que nos podemos preguntar. Olvidémonos de preguntar sobre sus futuras medidas porque en caso de existir no podemos esperar que sean coherentes

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Historia Anterior

¿Dónde están los Marianistas?

Siguiente Historia

Las newsletter: un medio de comunicación renacido

Lo último de Desde el Sur