Recuerdos oscuros de la política en la primera ola

Los meses de marzo, abril y mayo de 2020 serán recordados en el Congreso como el "trienio crispado". Han sido tres meses en los cuales España estaba viviendo los primeros momentos de una grave crisis provocada por la pandemia del Coronavirus que, si bien necesitaba para solventarla un cierto entendimiento político, éste fue imposible. España, al contrario que otros países europeos, ha dado pena en el Parlamento.

Autor: Carlos R. Guizán

Quienes piensan en política, quiénes viven enamorados/as de la política, piensan en ella como un arma para la defensa de la democracia y del bienestar de los/as ciudadanos/as. No obstante, en España existen momentos dónde un cielo nublado y oscuro se ciñe sobre las más importantes representaciones de la sociedad española.

Desde el pasado mes de marzo, con el estallido de la pandemia, hemos podido observar en este país de todo, menos cooperación. Ha habido situaciones en las cuales, personas con mínimos conocimientos de Derecho Penal han llamado «criminal» al Gobierno español y a su Presidente, pero no quiero recordar con mayor concreción esos momentos. La sensación que la población tenía al ver en los medios como el Congreso se convertía en un campo de batalla, era de cansancio, incredulidad y enfado. La sociedad estaba cansada de que la política no fuese utilizada para buscar un entendimiento entre Gobierno y oposición para combatir esta pandemia. La población estaba en un «mood» de incredulidad, viendo como en el resto de Europa el Gobierno y oposición decidía tomar el consenso como herramienta, mientras en el Congreso español el insulto era la clave. Por último, el enfado, los/as ciudadanos/as mostraban ese sentimiento frente a sus políticos/as y, es que ni Gobierno ni oposición se salvaban.

Hace años y años, tras la muerte de un dictador en España, las personas dedicadas a la política, de distintos signos e ideologías dieron un ejemplo de qué es el consenso. Este año 2020, como si de un hechizo «Obliviate» de Harry Potter se tratase, ese «espíritu de la Transición» fue encerrado en el olvido.

La ciudadanía ha tenido la obligación de ver cómo la calidad política española alcanzaba el inframundo de lo respetable. La gente mayor, nuestros/as mayores, que tanto han tenido que ver sus ojos a lo largo de su vida, tuvieron que ser testigos de cómo se manchaba todo aquello de los que formaron parte y por lo que lucharon. Pero, es que la juventud, quienes van a ser el futuro de la sociedad han sido también espectadores de este «show» en el Congreso.

Me permitirán ustedes, lectores de esta Revista, centrarme en la juventud, ya que como joven que soy, especialmente me preocupa cómo han podido percibir todo ese enfrentamiento en la vida política nacional. Y, para ello, he realizado una pequeña encuesta que ha sido respondida por 35 personas jóvenes de distintas ideologías y cuyo resultado expongo a continuación:

En primer lugar, señalar que la finalidad de esa encuesta era ver la percepción de jóvenes, de distintas mentalidades, sobre la calidad de la política española durante esos meses de crispación. Todo ello, a través de la realización de una serie de preguntas. Por ejemplo, a la pregunta de «¿Consideras que ha existido confrontación en el Congreso?», los/as 35 jóvenes han respondido un rotundo Sí. La siguiente pregunta, era dirigida a ver si creían que un mayor entendimiento entre oposición y Gobierno hubiese sido posible; a lo cual el 94,3% respondió que Sí, mientras un 5,7% señaló que No. Esa respuesta negativa del «no» nos hace pensar que, hay personas, muchas más, que se han sentido totalmente defraudadas con nuestros/as representantes y que perdieron la confianza en ellos/as.

La tercera pregunta de la encuesta era basada en que quienes participaron en ésta, puntuasen al Gobierno del 1 al 10 en su gestión de la pandemia. Debo señalar, que hay respuestas de todo tipo. De las 35 personas que participaron en la encuesta, 14 han suspendido la labor de Gobierno con una puntuación inferior a 5. Cinco personas han aprobado «raspado» al Gobierno con un 5, mientras las 16 personas restantes le subieron la nota del 5, pero nadie le ha puesto un 10.

Como el papel del Gobierno ha sido objeto de puntuación, el de la oposición no podía librarse tampoco. Un resumen breve sería decir que han suspendido por mayoría, pero vamos a comentar las 35 respuestas. La nota de un uno ha sido dada por 9 encuestados/as, seguida por ocho que han calificado el papel de la oposición con un dos y, así hasta señalar que un total de 26 personas han suspendido la labor de la oposición española durante la pandemia. Sólo 9 personas han aprobado su posición, pero con notas bajas, ya que únicamente dos personas han dado un notable.

Respecto a la siguiente pregunta hecha en la encuesta debo señalar que, a mi forma de ver las cosas, hay una persona que no ha adquirido una mentalidad propia de nuestros años. Esta pregunta se basaba en plantear a los/as encuestados/as si creían que el 8M fue el principal responsable de la pandemia en España. Somos conocedores/as que, hay grupos políticos que criminalizan al movimiento feminista de todo lo que puedan, pero afirmar que son las responsables de la crisis pandémica en España es algo digno de análisis psicológico. Pero, sin añadir más expongo que solo el 5,7% de estas personas encuestadas creía que sí fue responsable el 8M de esta crisis.

Y, es que la siguiente pregunta formulada en el cuestionario está muy en relación a la anterior. En ésta, se preguntaba si consideran reprobable la actitud de quienes determinan que el 8M ha sido el responsable de la pandemia, creyendo que ha habido muchos más eventos(deportivos con estadios llenísimos de miles y miles de personas, conciertos de música, Congresos de partidos políticos…) que tuvieron su granito de responsabilidad, no siendo así el 8M el culpable. A esta pregunta, el 85,7% respondió que Sí, que el Coronavirus fue propagado en todos los eventos celebrados en España esa semana de Marzo y, no solo en uno; mientras el 14,3% respondió que no creía eso.

Y, finalmente la última pregunta, ha ido dirigida a conocer la opinión de quienes respondieron la encuesta sobre el papel del Gobierno en la obtención de ese Plan de Recuperación Europeo que buscaba apoyar a los Estados Miembro tras la primera ola de la pandemia. En esta pregunta solo 12 personas respondieron, del total de 35 encuestados/as. La mayoría de las respuesta señalaron que ha sido un «papel nefasto» el llevado a cabo por nuestro Gobierno. Sólo dos personas señalaron que su papel ha sido positivo.

Soy muy tendente a sacar conclusiones de todo, pero de esto me cuesta, ya que son conclusiones negativas. Y, es que la principal conclusión que podría resumir las respuestas de la encuesta en relación a la política española durante la pandemia, es una pérdida increíble de la calidad política española y del consenso. Todas aquellas personas que vivieron difíciles momentos en su vida, que lucharon por conseguir una sociedad democrática en España, han sido decepcionados/as en su memoria. Y, sólo podemos pedir perdón.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Historia Anterior

Campana y se acabó

Siguiente Historia

#JuvetudPresenteyVotando Javier Guardiola: "Creo que la polarización nos evita llegar a acuerdos"

Lo último de Opinión