/

#JuventudPresenteyVotando Laura Casado, Ciudadanos: «La CAM ha sido de las mejores en la gestión de la pandemia»

Entrevistamos a Laura Casado, adjunta autonómica de Jóvenes Ciudadanos en Cataluña como parte del proyecto #JuventudPresenteyVotando. Incógnita e Ideas en Guerra colaboran con el propósito de acercar la política a los jóvenes y demostrar que existe una juventud comprometida y movilizada. De la misma forma, se pretenden exponer las principales preocupaciones y demandas de los sectores de menor edad.

En primer lugar me gustaría hacerte una pregunta que, aunque puede llegar a ser muy personal, seguro que también es muy reveladora, ¿qué es para ti la política?

Para mí, la política ha sido una oportunidad para aportar mi granito de arena en Cataluña en particular, pero también al conjunto de España. Yo entiendo la política como lo que es, es decir, algo transitorio en la vida de un ciudadano que le da la oportunidad de aportar su granito de arena para la sociedad, para su país, su municipio o su barrio. Y eso es para mí la política.

Otro asunto que puede generar mucho debate, ¿crees que la política debe ser algo temporal o un medio de vida?

Yo creo que la política debe ser algo temporal. No nos podemos aferrar a un sillón, básicamente porque perdemos la noción de la realidad. Si somos incapaces de estar en contacto con la realidad y dedicarnos, simplemente, a las instituciones, nos alejamos totalmente de lo que es la realidad. Y en Ciudadanos lo sabemos bien. La mayoría de nuestros dirigentes conocen la realidad, tienen sus empleos fuera de la política y queremos que los políticos sean capaces de dedicar un tiempo a la política y después ser capaces de volver a sus trabajos, no como hemos visto en el bipartidismo estos años, que han sido políticos de carrera, y eso es lo que nosotros queremos cambiar.

Fuiste la segunda en listas para las municipales de Sabadell y ahora eres concejal en su ayuntamiento, pero llevas militando en Cs desde 2014, ¿por qué te animaste a participar en política?

Pues yo tenía diecisiete años. Soy de Cataluña, de Barcelona, y sentí que querían hacerme extranjera en mi propia tierra. Entonces pensé que podía aportar mi granito de arena y quería participar activamente para que esto no se produjese o para alzar la voz en contra de esta opinión, y encontré en Ciudadanos este altavoz para poder trabajar y poder apostar por una Cataluña mejor, pero dentro de España. Y esto fue lo que principalmente me animó a entrar en política.

Y cambiamos de tema como no, a la cuestión que no podíamos obviar: el coronavirus. ¿Cómo crees que está siendo la actuación del gobierno? ¿Cuál crees será la posición de la juventud después de esta crisis?

Estamos viendo que en muchos momentos no ha habido una voz única. Los ciudadanos no han tenido certidumbre, sino que hemos tenido diecisiete modelos para enfrentar este virus, y nosotros lo que defendemos es que debería haber una voz única, básicamente para dar certidumbre tanto a los ciudadanos como a la economía. Todo esto repercute en la vida de los ciudadanos, porque si tenemos mensajes contradictorios o modelos distintos para enfrentar la pandemia, el ciudadano se pierde. Es obvio que estábamos de acuerdo con este Estado de Alarma, pero queríamos un Estado de Alarma que se fuera revisando y con el gobierno dando cuenta ante los grupos políticos y los ciudadanos. Nosotros hemos conseguido que tengan que dar cuenta de ello y que vayamos conociendo sobre la situación. Respecto a los jóvenes, creemos que habrá que trabajar, porque no nos habíamos recuperado de una crisis que ya estábamos arrastrando cuando nos hemos visto en otra crisis. Habrá que buscar medidas para los jóvenes para que puedan salir adelante porque, al fin y al cabo, vamos a ser nosotros el motor para que España vuelva a ponerse en marcha, que vuelva a ser puntera en Europa. No vamos a dejarle la faena otra vez a nuestros abuelos, que ya tuvieron que hacer su esfuerzo; vamos a ser nosotros, y creo que ese es el mensaje que tienen que recibir los jóvenes: que son ellos los que van a participar, los que van a sacar adelante muchos ámbitos, no solo de la política.

Y continuando con la juventud, ¿son las críticas que se la hacen de forma merecida?

Creo que es importante que los jóvenes sepan que estamos en un momento delicado, y que obviamente no podemos hacer nuestras vidas como nos gustaría, divertirnos como antes, juntarnos con nuestros amigos y familiares… Está bien que se condenen todos aquellos comportamientos, tanto si son de jóvenes como si no, porque no van a defender las medidas sanitarias que tenemos ahora. Pero sí que es verdad que, quizás, sería bueno un poco más de educación, un poco más de didáctica o campañas de sensibilización enfocadas en los jóvenes para no encontrarnos con situaciones de botellones masivos, reuniones juveniles… que hoy por hoy no tocan. No hay que criminalizar al sector de los jóvenes, porque hay muchos jóvenes sensibilizados y muy concienciados, y también hay muchos jóvenes que trabajan en el ámbito sanitario, que son médicos, que son enfermeros… y que están muy concienciados. No hay criminalizar al sector de los jóvenes, pero sí explicar que estamos en una situación de pandemia y que hay unas restricciones que hay que respetar.

En estos tiempos excepcionales, donde hemos presenciado cómo los distintos gobiernos han acentuado su poder y gestionado el rumbo de la economía de sus propios países, me gustaría hacerte una pregunta. ¿Cómo se podría haber asumido esta situación desde una posición liberal (que no ve con buenos ojos el intervencionismo)?

Pues, en principio, obviamente pensando en las libertades de los ciudadanos. Y vuelvo a repetir, nosotros estábamos a favor de un Estado de Alarma porque es el mecanismo que tiene la Constitución para limitar el movimiento de las personas en una situación como esta. Pero de la mano de estas restricciones, que han sido muy duras, debería haber habido a la vez unas medidas en apoyo social y económico, porque hemos visto los grandes dramas que se están viviendo en muchos ámbitos de la sociedad como son la hostelería, la restauración, la estética, los gimnasios… Muchas familias que viven de estos negocios se han visto perjudicados y el Gobierno no ha sabido darles una respuesta. Simplemente ha aplicado unas medidas muy restrictivas sin detrás tener un apoyo real para que las familias puedan seguir adelante como hemos visto en el entorno de los países europeos que nos rodean, como es Alemania o Francia. No podemos aplicar restricciones tan importantes, que son necesarias y que quizá fuesen necesarias por el momento de pandemia y los miles de casos que teníamos de coronavirus en España, sin haber detrás un apoyo real porque hay muchas familias que se han visto muy perjudicadas. En Cataluña, por ejemplo, el sector de la restauración ha abierto justamente este lunes, y llevábamos un mes cerrados. Entonces los restauradores están viviendo auténticos dramas. Están haciendo verdaderos malabares para sacar adelante a sus familias y esto es porque no se han aplicado unas medidas de refuerzo económicas y sociales, a la par que las restricciones y esto es en lo que nosotros hemos puesto mucho énfasis por cambiar.

También has participado en asociaciones y actos en defensa de la libertad de expresión, sobre todo en la Universidad Autónoma de Barcelona. En las últimas semanas hemos hablado de “censura en redes sociales”, “ministerios de la Verdad”… ¿qué entiendes tú por “libertad de expresión” y cómo consideras que nos encontramos en nuestro país respecto a esto?

Entiendo la libertad de expresión como lo que es: ser libre de expresar tu opinión de cualquier tipo en cualquier lugar, en cualquier rincón de España. Y estamos viendo que esto en España está mermando, y en Cataluña lo tenemos a la orden del día. Hacías referencia a que yo he participado en asociaciones juveniles universitarias para fomentar la libertad de expresión en el ámbito universitario, que aquí en Cataluña lo tenemos muy limitado. Las universidades están muy tomadas por el independentismo y estamos viendo cómo los estudiantes que tienen una opinión diferente al independentismo no pueden expresar su opinión en el campus porque se ven increpados por grupos totalitarios y radicales que se piensan que la Universidad es su cortijo y su escenario. Y esto pasa en las universidades, pero también en otros rincones de España como, por ejemplo, en el País Vasco. Ciudadanos ha ido a hacer actos en el en el País Vasco y también se ha visto increpado, y en Ciudadanos lo que queremos es que los ciudadanos sean libres para expresarse con total libertad, que puedas decir que tu opinión ideológica en cualquier rincón de España, y en esto tenemos que trabajar porque es importante.

Una de las grandes preocupaciones en estos momentos para los jóvenes es la vivienda. Abandonar la casa de sus padres resulta un verdadero reto para la juventud. Respecto a esto, Cs rechaza el control de los alquileres o de aplicaciones como Airbnb. ¿Cuál es tu visión respecto a esto?¿De qué forma se podría evitar esta situación?

Como hemos comentado anteriormente, sí que es verdad que los jóvenes nos enfrentamos a un futuro incierto, precario… un futuro de incertidumbre por la situación que ya veníamos arrastrando y que ahora se ha agravado. Es cierto que el tema de la vivienda es un tema importante para los jóvenes porque ahora tenemos muchos problemas de emancipación. Tenemos sueldos bajos, tenemos contratos temporales que no nos permiten ser libres o ser autosuficientes. Y esto es un problema que vamos a tener que poner encima de la mesa junto con otras propuestas para que los jóvenes puedan salir adelante. Por ejemplo, para ser capaces de tener una vivienda, debemos tener un empleo. Ciudadanos, en este sentido, plantea bonificar al 100% el primer contrato de trabajo para que los jóvenes vayan teniendo esta estabilidad. También planteamos un Estatuto del estudiante universitario en prácticas para aumentar y facilitar el acceso a prácticas en las empresas, para que sean de calidad y para poder controlar que estas prácticas se siguen. En general, para que los jóvenes tengan un contacto con la realidad, porque luego esto es lo que nos piden cuando llegamos al mundo laboral. Una experiencia con la realidad, a parte de nuestros estudios universitarios, de formación profesional o de los que sean. Y yo creo que todas estas medidas tienen que caminar juntas para hacer que los jóvenes tengan un futuro más cierto, con más posibilidades, con más oportunidades y en esto estamos también trabajando en Ciudadanos.

Ayer tuvo lugar el día contra la violencia a la mujer. Una denominación que se le ha dado al feminismo de Ciudadanos es «feminismo liberal». ¿Estás de acuerdo con esta denominación? ¿En qué varía este feminismo respecto al feminismo convencional?

Yo creo que el feminismo debe ser algo transversal; algo en el que todo el mundo pueda sentirse cómodo. Hemos visto a muchas formaciones repartir carnets de feministas y yo creo que Ciudadanos se reivindica como feminista liberal porque cada mujer es feminista a su manera porque todas las mujeres son diferentes. Creo que en Ciudadanos damos ejemplo de ello porque además de tener una presidenta de nuestra formación, que es la única mujer al frente de una organización a nivel nacional, tenemos a muchas mujeres en cargos importantes en nuestra ejecutiva. Por ejemplo, a Marina Bravo o a Melisa Rodríguez que están en puestos de responsabilidad. Existen otras formaciones que dan muchas lecciones de feminismo, pero luego no lo aplican en la práctica, y vemos que eso no es representativo. En Ciudadanos esto lo tenemos muy presente y también entre los jóvenes. Hay muchas mujeres jóvenes y nosotras también queremos que cada vez sean más mujeres jóvenes las que participen en política, y que seamos nosotras mismas las que seamos referentes para otras chicas jóvenes, para otras niñas y también que existan referentes a nivel nacional. Queremos que haya políticas a nivel nacional como Inés Arrimadas que en estos momentos sean capaces de sensibilizar y motivar a otras chicas. La política también es nuestro espacio y tenemos muchas cosas que decir. El feminismo es algo libre y transversal, donde deben caber todas las sensibilizaciones y todas las formas de sentirse feminista. Nosotros defendemos un feminismo liberal y es lo que lo que te comentaba antes: tenemos que pasar de las grandes protestas, que están muy bien porque son necesarias para sensibilizar a la sociedad, pero también debemos trabajar en propuestas reales donde se puedan materializar y donde la sociedad sea capaz de percibir que estamos trabajando en esta materia.

Hemos visto a Cs ser la tercera fuerza política en las elecciones de abril para luego en noviembre bajar hasta convertirse en la sexta fuerza política ¿A qué crees que se debe esta caída de votantes? 

En su momento los votantes nos sancionaron, pero estamos viendo cómo poco a poco, y con el cambio de dirección que hemos tenido también en Ciudadanos, estamos caminando y viendo también el papel útil que hemos tenido en esta pandemia. Porque hemos visto que ciudadanos con 10 escaños en el Congreso ha sido más útil que otras formaciones como, por ejemplo, Vox que se centraron en la crispación y el enfrentamiento. Es decir, Ciudadanos está comprometido y seguiremos estándolo y esperamos que sean los votantes en próximas elecciones, que ahora aquí en Cataluña las tenemos también en breves, los que valoren quienes son aquellas formaciones que han trabajado realmente por las necesidades que iba teniendo la sociedad.

¿Le dará Arrimadas un lavado de cara al partido o continuará con las tesis de Rivera?

Lo de lavado de cara… no comparto mucho la expresión. Creo que en Ciudadanos hay unos valores y unos principios que seguimos defendiendo, que son la libertad de expresión la igualdad entre todos los ciudadanos, el defender el constitucionalismo en toda España… y esto es lo que lo que seguimos haciendo para ser útiles para nuestro país. A nosotros nos importa más nuestro país que nuestras siglas o nuestro color. Quizás en otras formaciones, primero son las siglas y luego ya si eso el país. Pero estamos trabajando, y yo creo que lo estamos demostrando cuando estamos siendo claves en los presupuestos para defender unos presupuestos moderados y sensatos y que el PSOE no vaya de la mano de los independentistas, que son aquellos que quieren que quieren todos los que no dejen en un proyecto nacional. Nosotros estamos trabajando y presentando propuestas. Hace poquitos días, hemos conseguido que salga una tarjeta sanitaria única y esto lo hemos conseguido trabajando en los presupuestos, consiguiendo que el Partido Socialista y el Partido Popular aprueben esta tarjeta sanitaria que ya llevamos mucho tiempo proponiendo para que los ciudadanos españoles puedan tener cobertura sanitaria en cualquier sitio de España, sean de donde sean; que el historial clínico sea compartido por todo el país y que se tenga acceso a los medicamentos en cualquier lugar de España. Es decir, si yo vivo en Cataluña, pero por ejemplo mi familia vive en Córdoba, yo voy a tener también asistencia en Córdoba y esto lo hemos conseguido. Nosotros traemos propuestas reales. Mientras otros trabajan para que el español deja de ser lengua vehicular, nosotros trabajamos por propuesta reales y que realmente van a servir a los ciudadanos.

¿Cómo valoras la gestión del gobierno madrileño durante esta legislatura?

Pues el grupo de ciudadanos en Madrid que siempre ha trabajado y ha ido de la mano con lo que es el Gobierno de Madrid para que en la Comunidad de Madrid se salga de la mejor manera de esta pandemia, y se ha visto que ha sido una de las comunidades que mejor ha gestionado la pandemia sin tener que cerrar la restauración y comercios, como sí que ha habido en otras comunidades como por ejemplo en Cataluña. En Madrid han sido capaces de bajar el índice de contagios y yo creo que Ciudadanos, en este sentido, ha sido muy propositivo; ha ido de la mano del gobierno del Partido Popular del que formamos parte y presentando medidas ajustadas a la situación que está viviendo la Comunidad de Madrid. Ten en cuenta que se han puesto medidas importantes, restrictivas, pero también ha aportado soluciones económicas y sociales. Nosotros estamos muy orgullosos del grupo que tenemos en la Comunidad de Madrid porque trabaja y estamos viendo que es capaz de gestionar la Comunidad de Madrid y más en momentos de pandemia.

¿Por qué crees que se han producido estas manifestaciones y movimientos contra las restricciones?

Bueno, primero de todo condenar estas actuaciones porque la violencia no es la respuesta a ningún hecho de ninguna manera. Existen otras maneras de protestar o de manifestar una posición en contra, más cuando hemos visto que se perjudicaba a comercios, a restauración, que veían todos los desperfectos que habían producido estos grupos. Obviamente vivimos momentos difíciles y yo creo que ante momentos difíciles debe imperar la cordura. Los gobiernos deben de intentar instaurar en la población una sensación de certidumbre, que era lo que hablábamos antes: unas respuestas claras y únicas a la población, también sensibilizando sobre lo que estamos viviendo y condenando todos estos actos de violencia, venga de donde venga. Y esto es importante, porque estamos viendo que en diferentes formaciones rechazaban unos tipos de manifestaciones y otras no. La violencia debe ser rechazada venga de donde venga. Pero a la población, repito, hay que darle certidumbre porque de ello dependen las vidas de los españoles, la economía… las personas deben de saber si van a poder ir a trabajar, si van a poder abrir mañana su comercio, si voy a poder poner cinco mesas en la terraza o diez. Y esto es importante. Obviamente repito que existen muchas maneras de manifestar y los ciudadanos tenemos el derecho de poder manifestarnos, pero no de manera violenta.

¿Qué peligro conlleva el auge de los grupos negacionistas? ¿Cómo crees que se les debería combatir?

Pues la verdad es que es un tema importante, porque sí que es verdad que de momento no son grupos muy numerosos. Pero yo creo que es importante dar la contrapartida a esta opinión, simplemente dejando que los especialistas, los sanitarios, las personas que están en primera línea de esta pandemia hablen. Estamos viendo muchos testimonios de ahora de sanitarios y de médicos que estuvieron y que siguen estando, que han estado en la primera ola y en la segunda ola, y yo creo que estos testimonios son los más reales y los que pueden hacer la contrapartida perfecta a este tipo de opiniones. Son ellos los que han estado en primera línea, son los que han visto el drama que se ha vivido en los hospitales cuando estaban las UCIs llenas, cuando no tenían suficientes respiradores, cuando no tenían PCRs adecuados para poder trabajar, cuando se tenía que decidir quién entra y quién no entraba en una UCI… Yo creo que estas son vivencias muy extremas, y que estas personas que se niegan a aceptar la realidad que tenemos ojalá no tengan que verse en la situación de entrar en una UCI y tengan que ser atendidos y tengan que ver la realidad de la pandemia que estamos viviendo. Pero yo creo que para hacer la contrapartida a este tipo de opiniones que están surgiendo ahora, es muy importante dar la voz a los especialistas, a científicos, a médicos, sanitarios, a personas han estado en las residencias con los ancianos, que también hemos vivido dramas en las residencias. Nosotros en ciudadanos también damos mucha importancia a que se tenga en cuenta y se escuche a estos sectores porque son los que realmente nos van a dar las claves de lo que es esta pandemia.

En el caso de que siguieran grupos negacionistas y el virus continuase expandiéndose ¿Crees que sería necesario obligar a la vacunación?

Yo creo que es precipitado hablar de ello. Tendremos que ver cómo llega la vacuna aquí a España, cómo el Gobierno decide aplicarla. Habrá que ver qué incidencia seguimos teniendo en España de Covid-19 cuando estemos en posesión de la vacuna e ir valorando la situación, obviamente con tiempo y adelantando los peligros. Pero es precipitado hablar de este asunto porque estamos viendo que este virus evoluciona por momentos y que a veces es difícil de prevenir. Habrá que ver la situación que tiene nuestro país cuando esto suceda.

Cuando acabe esta pandemia, que esperemos que sea pronto, ¿cómo serán percibidos los sistemas de salud públicos? Y desde la posición de Ciudadanos, ¿considerarán reforzar los sistemas públicos?

Pues este es un debate que debemos tener cuando todo esto pase. Yo creo que la educación y la sanidad han sido temas bastante olvidados, como que ahí estaban y podíamos ir y nos asistían bien, y no se le ha prestado mucha importancia. Pero ahora en estos tiempos donde hemos visto que la sanidad es algo fundamental de lo que depende todo un país, la economía, todo en general, yo creo que deberíamos sentarnos y valorar nuestra sanidad pública, la cual es importante respecto con lo que vemos en otros países. Tenemos una sanidad pública que por suerte nos cubre muchas de nuestras necesidades, pero sí que es importante sentarnos y ver dónde podemos reforzar: qué nos dicen los sanitarios, qué nos dicen los médicos y los enfermeros, los cuales se han visto carentes de muchos medios, de muchos recursos. Incidir en reforzar nuestra sanidad pública para que sea de las mejores, igual que en la educación. Yo creo que cuando todo esto pase debemos sentarnos y encontrar soluciones comunes para reforzar estos dos ámbitos de nuestro país.

A algunos de los líderes a los que hemos entrevistado les hemos hecho esta pregunta. Para concluir la entrevista, ¿qué le dirías a un joven que siente una profunda desafección por la política y no está dispuesto a interesarse por ella?

Yo creo que no son los jóvenes los que han sentido esa desafección por la política, sino que ha sido en los últimos tiempos la política la que ha sentido esa desafección por los jóvenes. Hemos visto cómo muchos políticos se interesaban más por las fotos, por sus grandes discursos, pero no se interesaban por los problemas de los ciudadanos, y en este caso concreto, en los jóvenes. Como te he dicho antes, yo entré en política en el 2015, en Cataluña, y las veces que he oído hablar sobre ello en el Parlament las podría contar con los dedos de una mano. Casi no he oído hablar de propuestas y de jóvenes en el Parlament, y tampoco de tasas universitarias, de desempleo juvenil, de vivienda… Entonces han sido los políticos los que se han alejado de los ciudadanos, y yo creo que esto tenemos que volverlo a recuperar. A los jóvenes siempre nos van a encontrar para hacer propuestas, para trabajar por nuestro país, por nuestras comunidades autónomas, por nuestros municipios… pero no nos van a encontrar para temas banales que no aportan nada al tema político, que no aportan nada, en realidad, para ayudar a los jóvenes en su futuro. Yo creo que debemos recuperar esto, debemos recuperar que los políticos sean capaces de trabajar en la realidad y también que los jóvenes sientan que tienen mucho que aportar a la sociedad. Estoy convencida de que somos de las generaciones mejor preparadas que ha tenido nuestro país, y en muchos casos esto no lo estamos sabiendo aprovechar cuando estamos viendo a jóvenes que se tienen que ir fuera de nuestro país porque aquí no encuentran trabajo de lo que han estudiado o de lo que se han formado. Y nuestro país tiene que ser capaz de dar respuesta a estos jóvenes y de quedarnos con el talento aquí; que nosotros los jóvenes tengamos un futuro bueno en nuestro país y yo creo que qué mejor orgullo para un joven que desarrollarse profesionalmente y personalmente en el país donde se ha formado.

La prensa es la artillería de la libertad

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Historia Anterior

Año 2020: La reproducción de los negacionistas

Siguiente Historia

Por qué la secuela de Borat es la crítica más cruda del año

Lo último de Especiales