Madrileños, luchad por vuestra salud

Autor: Gorka Arenas Sandoval

“Vete al médico”. Esas fueron las palabras de Carlos Romero, diputado del Partido Popular, dirigidas a Íñigo Errejón cuando hablaba sobre la salud mental en el Congreso. Los gritos del señor Romero dieron paso a que se abra uno de los grandes problemas de salud tapados en nuestro país: la salud mental.

En España, según una encuesta del Ministerio de Salud (ENSE 2017), más de una de cada diez personas de 15 o más años refirió haber sido diagnosticada con algún problema de salud mental (10,8%). Las mujeres refieren algún problema de salud mental con mayor frecuencia que los hombres, 14,1% frente a 7,2%.

Al margen de los datos, las soluciones no son muy alentadoras. La Seguridad Social en España no tiene la suficiente oferta de especialistas psicológicos para atender, al menos de manera regular, a pacientes con problemas de salud mental. Dentro de la Comunidad de Madrid, un barrio de la capital y un municipio de la comunidad son los más afectados: Chamartín y Coslada, respectivamente. Entre ambas localidades, existen alrededor de 100 personas derivadas a salud mental – 38 y 81, respectivamente – que entre enero y noviembre del año 2018 tuvieron que esperar 320 días de mediapara que se les atendiera por primera vez de la mano de un psicólogo.

La solución a grandes rasgos parece sencilla: contratar a un especialista de salud privada. Y efectivamente, esta solución es la más común dentro de los casos en los que la ayuda tiene que ser más constante o de extrema urgencia. ¿Pero qué pasa a quién no puede costear el precio de las sesiones? La respuesta es tan amarga como triste: resignarse y esperar su turno en la Seguridad Social.

Retomando el inicio de este artículo y entrelazando con las elecciones de este 4 de mayo, hemos recopilado las propuestas de los grandes partidos que se presentan a la candidatura de la Asamblea de Madrid este martes:

Unidas Podemos: La formación dirigida por Pablo Iglesias pretende aumentar la financiación de la Sanidad Pública en 1.000 millones de euros anuales e incrementar el personal con 10.000 efectivos más. El partido pretende también reforzar el sistema público de salud mental, además de multiplicar por tres el número de profesionales de psiquiatría, psicología, enfermería y trabajo social en esta área en cuatro años.

Más Madrid: El partido encabezado por Mónica García propone duplicar el presupuesto para la prevención y el tratamiento, triplicar el número de psicólogos clínicos, enfermeros y otros especialistas con el objetivo de acercar Madrid a los estándares europeos y reducir las listas de espera, además de mejorar la atención en el ámbito educativo y social.

PSOE: El equipo de Ángel Gabilondo apuesta por analizar las necesidades de atención en Salud Mental derivadas de la pandemia, prestando especial prioridad a los pacientes más pequeños, tanto infantiles como jóvenes. También pretenden que los centros de salud mental y centros de salud tengan los medios necesarios para garantizar de forma efectiva y a tiempo el acceso a sus servicios.

Ciudadanos: La formación dirigida por Edmundo Bal propone más psicólogos para el Plan Estratégico de Salud Mental. Los naranjas quieren desarrollar un plan de prevención del suicidio, con especial atención a jóvenes y personas mayores en situación de soledad no deseada. Como no todo el mundo puede permitirse una sanidad privada, Ciudadanos implementará sus puntos a través de los centros de salud, hospitales y centros especializados.

Partido Popular: La actual presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, y su equipo proponen la salud mental como prioridad especialmente la de los más jóvenes. Los Populares quieren incrementar plazas y crear nuevos hospitales de día para garantizar el acceso a los tratamientos intensivos psiquiátricos y psicológicos de niños y adolescentes.

VOX: El partido de ultraderecha, dirigido por Rocío Monasterio no contempla ningún apartado dedicado específicamente a la salud mental. De hecho, su programa electoral al completo solo está compuesto por una hoja con 10 medidas.

Hay que dar más importancia a la salud mental y a todo lo que conlleva, tratar el problema desde el inicio es fundamental. Enfermedades como la depresión y la ansiedad se han acentuado mucho con la pandemia mundial, y la casa ya no es ese lugar seguro donde desahogarse tranquilo. Desde aquí, recomiendo hablar mucho con vuestros seres queridos, amigos o familiares y siempre, dentro de lo posible, acudir a un profesional. Una cabeza bien amueblada es la base fundamental para que podamos desarrollar nuestra vida de la mejor manera posible, y como dijo Robert Brault: “Nunca dejes que tus emociones gobiernen, pero siempre déjalas testificar”.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Historia Anterior

La cartelería de Unidas Podemos: movilizar al electorado de clase media-baja

Siguiente Historia

#LosOtros: Aprender a vivir con límites - Día Mundial de la Hipertensión Pulmonar

Lo último de Opinión

El rompeolas

Autor: Luís Eduardo Patiño Rodriguez Tras una campaña electoral larga, bronca e