Premios Oscar 2021: hitos en una ceremonia pandémica

La 93ª gala de “los Oscar” tuvo lugar el lunes 26 de abril en circunstancias que hubieran sido inimaginables el año pasado. A pesar de que se siguieron los protocolos de seguridad, esta ceremonia ha sido menos trastocada por la pandemia que otras, como la de los Goya y los Bafta. El único rostro “enmascarado” era el de Zendaya, que destacaba en una multitud de caras desnudas. Pero la crisis sanitaria no fue la única protagonista: la verdadera estrella fue la diversidad, que estuvo más presente que nunca.

En el público de los Oscars 2021 destaca Zendaya, la única que lleva mascarilla.

Como acostumbra cada año, la gala comenzó con una alfombra roja donde varios artistas sorprendieron con estilismos tan dorados como las estatuillas que se disputaban. Algunos de ellos fueron Carey Mulligan (Maison Valentino), Andra Day (Vera Wang) y Leslie Odom Jr. (Brioni). El traje de este último estaba confeccionado con seda de oro de 24 kilates. En el preludio de la entrega de premios también pudimos disfrutar de las actuaciones de Laura Pausini con su canción nominada al Oscar Io Sì; Celeste y Daniel Pemberton cantando Hear my voice; tambiém Leslie Odom Jr. con Speak Now; Molly Sandén, quien interpretó desde Islandia Husavik; y H.E.R con la canción Fight For You, que finalmente resultó ser la ganadora.

De izquierda a derecha: Carey Mulligan, Andra Day y Leslie Odom Jr. con sus trajes dorados.

En cuanto a los galardones, estos se dieron en un orden diferente al de otros años. Uno de los primeros fue también uno de los más emocionantes: el premio al mejor guion original se lo llevo Emerald Fennell por Una joven prometedora, película de la que también es directora y rodó solo en 23 días. Poco después se anunció el ganador al mejor actor de reparto, Daniel Kaluuya, por la película Judas y el mesías negro. Esta era su segunda nominación al Oscar; la primera fue por la película Déjame salir (2017). El premio a la mejor actriz de reparto se lo llevó la coreana Youn Yuh-jung por Minari. Al recogerlo, la actriz bromeó sobre las ganas que tenía de conocer a Brad Pitt, quien se encontraba junto a ella en el escenario.

Otro de los momentos más destacados de la noche fue el discurso de Jamika Wilson, quien recibía junto a sus compañeros Mia Neal y el español Sergio Lopez-Rivera el galardón al mejor maquillaje y peluquería por la película La madre del blues. Esta victoria hizo historia puesto que Wilson y Neal son las primeras mujeres negras en ganar en esta categoría. “Gracias a nuestros ancestros que se pusieron a trabajar, fueron rechazados y nunca se rindieron. Estoy con Jamika rompiendo este techo de cristal con mucho entusiasmo por el futuro porque me puedo imaginar a mujeres trans negras, a nuestras hermanas asiáticas, latinas e indígenas aquí de pie. Sé que algún día esto no será inusual o algo pionero. Simplemente será normal», clamó Wilson al recoger el premio.

Emeral Fennell, directora y guionista de Una joven prometedora, sostiene su Oscar al mejor guion original.

De izquierda a derecha: Jamika Wilson, Mia Neal y Sergio Lopez-Rivera, ganadores del Oscar por el mejor maquillaje y peluquería.

Con algún otro “perreo” de Glenn Close y una lección de biología del galardonado Kaluuya, la gala prosiguió; eso sí, menos dinámica que otras anteriores. No obstante, esta ceremonia estaba destinada a ser una de las que pasaría a la historia del cine: Chloé Zhao ganaba el Oscar a mejor dirección por Nomadland, convirtiéndose así en la segunda mujer y la primera racializada en ganar en esta categoría. Su discurso fue también uno de los más emotivos: «Últimamente he pensado en cómo sigo adelante cuando las cosas se ponen complicadas y creo que se remonta a cuando era una niña. […] Hay un poema chino que recuerdo con cariño , se llama Three Character Classic y el primer verso dice «la gente es inherentemente buena al nacer». Estas palabras tuvieron un gran impacto en mí cuando era niña y todavía lo creo hoy en día. A veces parece que las cosas no son así, pero siempre he encontrado bondad en la gente que he conocido alrededor del mundo. Este premio es para cualquiera que tenga la fe y el coraje suficientes para agarrar su propia bondad y la de los demás sin importar lo difícil que sea. Esto es para vosotros. Sois mi inspiración para continuar». Más tarde, Nomadland también ganaba el Oscar a la mejor película y su actriz principal, Frances McDormand, su tercera estatuilla dorada. Las anteriores habían sido por Fargo (1996) y Tres anuncios a las afueras (2017).

Chloé Zhao, ganadora del Oscar a mejor dirección y mejor película.

En cuanto a la categoría del mejor actor, no todos los nominados pudieron estar allí: faltaba Chadwick Boseman, querido rey de Wakanda en en Universo Cinematográfico de Marvel y ahora candidato al Oscar por su papel en La madre del blues. El joven actor falleció en 2020 con tan solo 44 años a causa de un cáncer. Aunque era uno de los favoritos a llevarse el galardón a casa, acabó ganándolo Anthony Hopkins por El padre, quien a sus 83 años se ha convertido en el actor más longevo en ganar un Oscar. Esta es su segunda estatuilla: la primera la ganó por su papel de Hannibal Lecter en el Silencio de los corderos (1991). El británico, que no se encontraba en la gala sino en su Gales natal, agradeció por una videollamada vía Zoom su premio.

El único galardón de todos los que estaba nominado la película Mank fue el de la mejor fotografía. El filme de David Fincher tiene guion de su padre, Jack Fincher, quien falleció en 2003. Ironía del destino es que Ciudadano Kane, película a la que homenajea Mank, ganara en todas las categorías a las que estaba nominada menos en la de fotografía.

Dentro de la de animación, Soul ganaba el Oscar. Pero este no fue el único que se llevó la película de Disney Pixar, sino que también pudo abrazar el de mejor banda sonora.

En resumen, esta entrega no será recordada como una de las más entretenidas, pero sí una en la que la pluralidad levantó una estatuilla.

Estudiante de Filología Inglesa en la UAM

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Historia Anterior

El rompeolas

Siguiente Historia

Colombia en Jaque: crisis económica, política, y social

Lo último de Cultura

Default thumbnail

La mandona

Cuando me preguntaban de pequeña si tenía referentes, me costaba responder, aunque